Thursday, March 31, 2011

Impuestos a los productos e Inversiones extranjeras

Ahora que el IRS ha validado en parte el impuesto que se le impuso a muchas de las compañias anteriormente conocidas como 936, creo que debemos reformular ese impuesto para reducirlo al dos o tres por ciento y hacerlo permanente. Esto le dara estabilidad a los ingresos del Gobierno.

Por otro lado el sales tax debiera reducirse al 5 por ciento e imponerle un arbitrio de 3 por ciento a todas las importanciones. La totalidad del dinero colectado por este impuesto debe ir dirigido a masificar la produccion local.  Se debe asi mismo perfeccionar el sales tax para hacer mas efectiva su recoleccion prestandole especial atencion a la forma en que las megacorporaciones extranjeras (Walmart, Walgreens, Sears, Kmart, Home Depot, etc. etc.) administran y reportan sus ganancias; para asegurarnos que paguen hasta el ultimo centavo de sales tax que le cobran a los consumidores. Esto tiene que ser una primera prioridad para el gobierno.

Asi mismo tenemos que movernos hacia la imposicion del sales tax a toda compra que se haga por internet, no importa donde se complete la misma.  Es decir que si un residente de Puerto Rico compra un producto por internet a un suplidor  tienda, etc. etc. en Alaska, California, Nueva York, Buenos Aires o Shangai, tengamos los medios para que esa transaccion pague el sales tax y ese sales tax llegue al fisco boricua. Para esto sera necesario hacerle enmiendas a la ley y entrar en una serie de acuerdos.  No va a ser facil lograrlo, pero tenemos que movernos en esa direccion. Cada dia son mas y mas los productos que nuestros consumidores compran en el exterior.  Esto afecta nuestra economia adversamente en dos formas: primero es dinero que sale de nuestra economia local para ir a alimentar la economia local de otro lugar; y para añadirle sal a la herida, nisiquiera cobramos el income tax sobre esa transaccion.  Eso tiene que cambiar. Tenemos que tomar accion efectiva para corregir esa situaicion.

En cuanto a la agricultura, es necesaria retomar la misma como eslabon central de nuestro desarrollo social. Esto debe hacerse siguiendo tres estrategias basicas:
  1. Los incentivos gubernamentales a la agricultura y la educacion alimenticia al pueblo puertorriqueño deben ir dirigidos a cosechar lo que consumimos y comsumir lo que cosechamos. Bye Bye Rice and beans; a menos que, podamos producirlo localmente. Mas viandas, mas carnes y mas productos agrícolas producidos localmennte, incluyendo la masificacion de la producción de papas que es un producto vital en cualquier mesa puertorriqueña y que es tiempo ya de que la produzcamos localmente.
  2. Sembrar, cosechar, producir y distribuir internacionalmente todo tipo de planta nutritiva-medicinal de alto valor comercial que pueda distribuirse como suplemente alimenticio. Entre ellas podemos mencionar el noni, la chayamansa, la stevia, las plantas medicinales tradicionales y toda nueva planta que surga en el mercado y cuyo valor medicinal-nutritivo sea verificado por estudios competentes verificados por nuestro Departamento de investigacion bioalimentaria. La meta tiene que ser el convertirnos en proveedor internacional de primera linea en este tipo de productos.
  3. Imponerle un impuesto a toda importacion de alimentos que puedan ser producidos localmente y usar ese dinero para insentivar la produccion local.

Wednesday, March 23, 2011

Comisionado Residente: Nombrado por el Gobernador con el Consentimiento de la Legislatura

Como parte del desarrollo soberanista del Estado Libre Asociado propongo que el Comisionado Residente en Washington deje de ser visto como un cuasi-congresista electo por el pueblo y se reconceptualize como un embajador puertorriqueño en Washington nombrado por el Gobernador con el consentimiento de la rama Legislativa, y que todas las agencias y oficinas de Puerto Rico en Washington queden bajo su dirección.

Como embajador de Puerto Rico en Washington la oficina del Comisionado Residente no estará en el Congreso sino en un edificio o complejo de oficinas aparte. Su labor no se limitará a la rama Legislativa sino que tendrá que ver con todos los asuntos del Gobierno de Puerto Rico en Estados Unidos, ante todas las ramas del gobierno. Aun más, estará a cargo de supervisar e implementar las oficinas de enlace entre el Gobierno de Puerto Rico y la diaspora puertorriqueña en los Estados Unidos.

En la papeleta estatal-nacional en Puerto Rico deben estar las candidaturas a Gobernador y Vice-Gobernador. El Vice-Gobernador tendrá funciones similares a las del Secretario de la Gobernación y el Secretario de Estado, combinadas. De el Gobernador dejar su puesto por muerte o alguna otra razón el Vice-Gobernador lo sucederá en el puesto hasta las próximas elecciones.

Wednesday, March 16, 2011

Dos Consultas para Bregar con el Estatus Politico de Puerto Rico

Para encaminar el dilema del estatus político de Puerto Rico apoyo que se celebren dos consultas. La primera consulta debe tener  tres opciones: Estadidad, Libre Asociación e Independencia.  El ganador de esta consulta iría a una segunda consulta en contra del estatus quo; es decir, del Estado Libre Asociado.

La primera consulta nos dará una indicación clara del apoyo real que tienen la Independencia y la Libre Asociación en Puerto Rico. La segunda consulta será entre las dos opciones principales que, dentro de la realidad actual de Puerto Rico, serán la Estadidad Federada y el Estado Libre Asociado.

Si ganase la estadidad no cabe duda que Puerto Rico quedaría encaminado hacía la Estadidad Federada como nuestro próximo estatus político. Una victoria de la Estadidad Federada en ambas consultas iniciaría una reacción en cadena donde los grandes intereses latinos en Estados Unidos y la izquierda liberal, incluyendo al poderosisimo bloque judio,  lanzarían todo su apoyo en favor de la Estadidad para Puerto Rico.  Toda oposición a la incorporación de Puerto Rico como estado federado sería vista y condenada como racista, xenofóbica, políticamente incorrecta.

Esta reacción en cadena causaría que en 5 años o menos Puerto Rico se convertiría en el estado 51 de la Unión. Esto no significaría, sin embargo, el fin del debate sobre el estatus político de Puerto Rico. De ocurrir esta transición, las fuerzas nacionalistas-soberanistas se reagruparian bajo un nuevo liderato y comenzarian a luchar por el reconocimiento de la Nación puertorriqueña y su correspondiente soberanía nacional. 

Esta lucha tendría dos objetivos paralelos y complementarios. Por un lado lulcharemos por la transformación de la Unión en una Federación Voluntaria de Estados-Naciones Soberanos; bajo cuyo esquema la Nación Puertorriqueña tendría el reconocimiento y la soberanía nacional que buscamos.  Por otro lado lucharemos por la secesión del Estado de Puerto Rico. Reclamando y propiciando las condiciones que lleven a nuestra salida de la Unión. Desde un principio estableceremos que el motto de Puerto Rico mientras sea un Estado Federal, será: Puerto Rico, The Secesionist State, Puerto Rico el estado secesionista.

Es el deber de todo el liderato soberanista-nacionalista establecer y dejar meridianamente claro nuestra determinación de continuar nuestra lucha dentro de lo que seria la Estadidad Federada. Debemos dejar claro que para nosotros la Estadidad Federada no es un estatus descolonizador; por el contrario, es la colonia en su máxima expresión. Puerto Rico es una Nación, y una nación es un ente sociológico que surge a través de un largo proceso histórico y que no deja de ser por un simple cambio de estatus político.

Al igual que el régimen colonial actual ha acosado en parte nuestra nacionalidad, la estatidad federada continuara acosándola, pero en un grado mucho mayor, con la ventaja, para nosotros, que bajo ese nuevo estatus, no estará el estatus intermedio del ELA nublando  el ambiente y el entendimiento del pueblo. Tampoco existirá la imagen idealizada de la estadidad sino que la estadidad se convertirá en el estatus quo de entonces, y las únicas alternativas a ese estatus quo serán las ya mencionadas:
  1. luchar por la transformación radical de la Unión Estadounidense, del Estado Quasi-Unitario que es hoy, a una verdadera Federación Voluntaria de Estados Naciones Soberanos; y
  2. luchar por la plena Independencia política de Puerto Rico, convirtiendo a Puerto Rico en el estado secesionista por excelencia, líder, ejemplo y motivación de todos los estados que eventualmente habrán de seguir nuestro ejemplo.
En la medida que los Estados Unidos vayan dejando de ser la primera potencia mundial y su capacidad para explotar la mano de obra y los recursos de otros países quede limitada, en esa misma medida la influencia de Estados Unidos en el mundo y su riqueza ira disminuyendo.  De Puerto Rico convertirse en el estado 51, a medida que la influencia, la riqueza y la gloria del Tío Sam disminuye, así mismo ira creciendo la insatisfacción de los puertorriqueños con el régimen federal, y mayor será el crecimiento de las fuerzas soberanistas-nacionalistas en el país.

La Estadidad Federada, por tanto, no representa el fin del conflicto actual.  Representa, por el contrario, la radicalización de dicho conflícto. Con la desaparición del ELA,  la  Estadidad Federada se convertirá en el  estatus quo que será blanco de todas las quejas y los ataques de todo el pueblo.

Esto es necesario hacérselo saber a todo el pueblo puertorriqueño y al pueblo y al liderato político y social estadounidense. Una vez se hayan celebrado los dos plebiscitos,  si la estadidad saliera ganadora, será muy tarde para corregir el error.  La vorágine de la presión ejercida por la comunidad hispana y la izquierda liberal estadounidense será demasiado grande. Todo el que se oponga entonces a la incorporación de Puerto Rico como Estado Federal será condenado y excomulgado como un xenofóbico irresponsable. La aprobación de la Estadidad para Puerto Rico,  no tomaría entonces  más de cinco años, quizás menos de uno.

Por tanto, todo aquel que quiera detener el desastre que incorporar a Puerto Rico como estado federado representa para la Unión y para Puerto Rico debe actuar lo más pronto posible.  Durante el primer plebiscito el liderato nacional-soberanista, tanto los de la Independencia como los de la Libre Asociación, deben hacer claro que la estadidad no es una opción descolonizadora, sino la colonia en su máxima expresión.  Toda aquella persona en Estados Unidos que crea que incorporar a Puerto Rico como estado federal es una mala idea, deben venir a Puerto Rico a explicarles sus razones al pueblo de Puerto Rico y exhortarles a que no apoyen dicho estatus político.

Si no lo hacen en este momento, más tarde pudiera ser demasiado tarde.

De ganar la Estadidad Federada el primer plebiscito o consulta, la segunda consulta sería entre el Estatus Quo presente; es decir, el ELA y la Estadidad Federada. El ELA es un estatus colonial, pero, desde el punto de vista nacionalista-soberanista, la estadidad federada no es una opción descolonizadora, sino que es la colonia en su máxima expresión. Es decir que para los que somos nacionalista y soberanistas, la  segunda consulta sería entre dos opciones coloniales, y de entre esas dos opciones la menos mala es el estatus actual.

Por tanto, todo aquel que hubiese votado por la libre asociación o la independencia en la primera consulta deberá darle su voto al ELA en la segunda consulta, para evitar el mal mucho peor de la Estadidad Federada. Una derrota contundente de la estadidad federada en la segunda consulta, unida a una fuerte demonstración de la libre asociación y la independencia en la primera consulta, abriría las puertas para un desarrollo soberanista del ELA que eventualmente debiera culminar en la plena soberanía nacional del pueblo puertorriqueño; es decir, en la Independencia.

Por el contrario una victoria de la Estadidad Federada en ambas consultas nos pondrá en camino a la Estadidad en un plazo relativamente corto que pudiera ser tan corto como un solo año. La llegada de la Estadidad Federada no significará el fin de la lucha nacionalista-soberanista pero si traerá una radicalización de la misma. Bajo dicho estatus perderíamos el reconocimiento que hoy se le da en muchos foros a nuestra identidad y carácter nacional, a nuestra existencia como país por derecho propio. Más aun perderíamos el derecho legal  a solicitar y obtener nuestra plena soberanía nacional mediante los procesos normales de la democracia.  Nuestra lucha y nuestra determinación no terminará, pero el camino será muchísimo más duro.

Aun así, nuestro compromiso es continuar la lucha hasta que nuestro país sea reconocido como nación y se nos reconozca nuestra plena soberanía nacional.  Esa lucha continuará no importa cual sea el estatus político colonial, ELA o Estadidad Federada, que sufra la patria. Lucharemos hasta alcanzar la meta soñada,  cueste lo que cueste y gustele a quien no le guste.

Monday, March 14, 2011

Llamado al Pueblo Cristiano Fundamentalista en Puerto Rico

La Perfecta Voluntad de Dios para Puerto Rico es que el pueblo puertorriqueño reafirme y desarrolle su Identidad Nacional progresivamente, y ejerza en forma creciente su soberanía nacional hasta llegar al pleno ejercicio de la misma; es decir, a la Independencia política. Puerto Rico tiene un rol profético que cumplir y para hacerlo necesita y necesitará ser libre y soberano. Por tanto, todo el que se opone a la soberanía nacional puertorriqueña se está oponiendo a la voluntad divina.

Hasta principios del año 2011 el pueblo cristiano fundamentalista se había caracterizado por su apoyo al Partido Nuevo Progresista y a la integración política de Puerto Rico a la Unión Estadounidense mediante el estatus de Estadidad Federada. Esta actitud está en completa oposición a la voluntad divina. Por este medio, y comenzando en marzo del 2011, se le hace un llamado al pueblo cristiano fundamentalista a que cambien su actitud, se arrepientan del enorme pecado de oponerse a la perfecta voluntad divina, retiren su apoyo a la integración política de Puerto Rico a la Unión Estadounidense, y comiencen a apoyar el pleno desarrollo soberanista de Puerto Rico.

En el pasado este gran pecado de oponerse a la voluntad divina fue cometido por ignorancia, y como tal fue tolerado. Pero de ahora en adelante, todo aquel que habiendo sido informado de cual es la verdadera voluntad divina, siga actuando en rebeldia contra la misma, se arriesga a contristar el Espíritu Santo con el cual ha sido sellado para salvación, exponiéndose así a todo tipo de tentación, enfermedad, y ataque del adversario espiritual de la Iglesia; mejor conocido como el diablo y satanás.

Exhorto pues a los cristianos fundamentalistas, a que presten atención a la voz del Espíritu Santo, quien les confirmará este mensaje en forma personal y directa. Y habiendo recibido esta confirmación, les pido que se conviertan en fieles defensores y promotores de la identidad nacional puertorriqueña y del creciente ejercicio de la correspondiente soberanía nacional; que habrá de culminar, eventualmente en la plena independencia política de Puerto Rico.

Esta es la voluntad divina. Para confirmar la veracidad de este mensaje, les exhorto a que se retiren en ayuno y oración; entren en lo que el hermano Yiye Ávila ha llamado el ayuno del Señor; es decir, en un ayuno sin tiempo límite donde el Espíritu Santo es quien determinará la duración del mismo, como y cuando habrá de terminar. Y estando en este ayuno busquen la presencia de Dios, abran sus ojos y oidos espirituales, y esperen su respuesta. Él les contestará y confirmará lo aquí expuesto.

Dios los Bendiga, los Ilumine y los Guié.

Respetuosamente,

Ezequiel González

Saturday, March 5, 2011

Puerto Ricans Right to Renounce US Citizenship


In 1917 and against the will of the Puerto Rican people (as clearly seen from both the Congressional Record and the Puerto Rican press of that time) US Citizenship was imposed upon the Puerto Rican people. Those who did not want it had to go thru an almost impossible to fulfill process and deal with the rejection that the colonial system would imposed upon them.

Presently, there is another group of Puerto Ricans, myself included, that wants to renounced US Citizenship but are not allowed to do so. This became crystal clear in the 90’s when Puerto Rican Patriot Juan Mari-Bras renounced US Citizenship.  He traveled to Venezuela (in the prior to Chavez era) renounced US Citizenship at the US Embasy  there, and then came back to Puerto Rico. Initially the US State Department accepted his renunciation but then reverse it. Since then the official policy of the US Government has been that  in order to renounce US Citizenship a Puerto Rican must  leave not only the United States but also Puerto Rico, our homeland,  move to a third country, and adopt their citizenship.

As Puerto Rican patriots who want to live in our homeland and upheld our own Nationality, that US policy is unacceptable. The US Government should change that policy and establish a process for those Puerto Ricans who want to renounce US Citizenship to be able to do so while living in Puerto Rico.  Obviously by doing so we will renounce certain rights inherent to US Citizenship, like running for public office in the US and voting in US elections.  Others rights inherent to our status as human beings, our natural rights, we will retain. What we will renounce and what rights would be acknowledge to us as Puerto Rican Citizens should be clearly stated.

Specifically, we should be entitled to live in our homeland, Puerto Rico, vote in Puerto Rico elections, and even run for public office in Puerto Rico. We would be renouncing US, Federal, Citizenship, not our own,natural, Puerto Rican Citizenship, which, in essence, is similar to the State Citizenship enjoyed by US naturals prior to the creation, after the Secessionist, “Civil” War, of the Federally sponsored citizenship now in existence.

The imposition of US citizenship upon Puerto Ricans in 1917 must be seen as a gross violation of our natural National Rights as Puerto Ricans. No one while living in his motherland should be force to accept a Citizenship other than his own natural citizenship. Since early in the 19th Century we have had a National Identity of our own. Nationality is primarily a sociological term. Some nations are sovereign, others are not... yet. Eventually it is our hope and goal that all nations will be sovereign and free, just like every individual human being should be sovereign and free, the master of his or her own destiny.

A nation is a sociological, living entity, compose of a group of people with a collective consciousness and a common  sense of origin, present reality, purpose and destiny. A nation as an  entity might be free and sovereign or, because of the intricacies of geopolitical games, may be subordinated to another nation or political entity.  But once a people acquire their own national sentient existence, they acquire with it the right and the obligation to become a Sovereign  nation, called to play and fulfilled its own role in world affairs.  Once the sociological entity of a Nation comes into being, with or without political sovereignty, its members acquire some natural national rights, which are different  from the Natural Individual Rights that Individuals, as humans beings,  are also entitled to.

In this context, when the US, in a military action, took over Puerto Rico in 1898, turned our homeland into a US Colony and then imposed, in 1917, US Citizenship upon us,  the United States violated our National Rights as members of the Nation of Puerto Rico.  Even worse, to deny us even  now, a hundred years latter, the right to renounce US Citizenship while living in our own homeland of Puerto Rico is an even greater violation of our National and  individual human rights.

To correct that wrong, the US Congress should approved  legislation that will recognize our right  as Puerto Ricans living in Puerto Rico to renounce US Citizenship, and embrace our own Puerto Rican citizenship in accordance with our own Puerto Rican national Identity. I was born in Puerto Rico as a US Citizen. I hope to die, no matter where, as a Puerto Rican Citizen.

Don't get me wrong. I love the United States. The United States is my second home, but my homeland is Puerto Rico. In Spanish it sounds better, "Estados Unidos es mi segunda patria, Puerto Rico es la primera".

I do love the Union, but my Nation is Puerto Rico and my nationality is Puerto Rican.  To put one nation inside another nation is to endanger the peace, stability and the very existence of both nations.  If Puerto Rico were ever to become a federal State, the Puerto Rico nationalistic, pro-independence movement will turn into a Secessionist Movement and Puerto Rico's motto would become: Puerto Rico, the Secessionist State. And believe you me, we will not stop till the new Federal State of Puerto Rico becomes a Sovereign and Independent Nation. And if the Union get sick and dies in the process, such is life,  we will be deeply sorry for that.

Trying to assimilate Puerto Rico is akin to swallowing a big, pointed, razor sharp diamond.  Once inside, It may take a while for us to come out, but eventually, we will, and the rain will wash any bull and blood away from us. But whoever tries to swallow us will be shitting blood a long, long time to come; and if an infection kills him, don't blame us for it.

But to make the record clear, I am not talking about violent resistance from the belly of the beast, guerrilla warfare or terrorism. Although, a pacifist myself, I cannot deny others the natural, national right to struggle for national sovereignty by any and all means necessary: I can only ask them to do it in a conscious, moral and responsible way. But in my own personal case, I do not practice or promote violent actions against anyone, including the United States, its Government, Institutions or people. Neither against any other nation or people.

So when I say that the, hopefully never to be, State of Puerto Rico will eventually become a Sovereign and Independent Nation, I am not relying on a violent struggle, but on the resilience of our national Identity whose roots go deep and far; thru Spain to the Holy Land; for, spiritually speaking, we, Puerto Ricans, act as inheritors of the prophetic identity and mission of the Israel of old.

We have incarnated that spirit, and  act as that other people, that other nation, that would arise in the latter days, to bring the direct descendants of Israel to shame: For we, as a natural inclination of the heart, are committed to do what they, as a natural reaction to the blessing Ye-ho-vah God had given them, were supposed to do: Passing on to mankind the divine vision of a  universal brotherhood of natural nations living in harmony with God and cosmos. That agenda we will push forward, no political bull, or religious blinders allowed here. Gustele a quien no le guste.

Because of these deep seated roots, present prophetic role, and its future implications, neither the US, nor any other World Power that were to come (European Union, China, Latin American Union or Aliens from inner or outer space, if you will) will be able to assimilate, diffuse or silence us.  

We will continue to preach and stand tall for a unique and  different world-view, based upon natural nations living in natural freedom and harmony with God and Cosmos, and will infest you with it: each and every region of your country; each and every state and territory of your Union; each and every Citizen of your Empire; till either, your Union is transform according to these principles, or it burst apart, giving us the National Freedom we need to keep doing what we are meant to do.

Once again, don't get me wrong, the Puerto Rican Nation, as a Sovereign and Independent Nation State, will undoubtedly be a close friend of the US; as close as our collective nature and your national policies allow us to be. Your Union and  our nation would play two different but complementary roles in the world. But in order to fulfill those roles effectively we both need to be Sovereign and free. Understand that, please, and let us move forward for the common good.  

The US is our second home: Nuestra segunda Patria. But the priorities must be set straight, Puerto Rico is the FIRST. As a subordinated colony, unincorporated territory, incorporated territory, or Federal State, Puerto Rico will continue to be a Nation within your Nation. One that will never die or fade away, till it fulfills its intended purpose.

Presently, and depending on how our Puerto Rican Nationality is defined and how strong is the commitment each individual feels toward our collective identity, there are two to four millions Puerto Ricans in the US mainland. The US and Puerto Rico are interwoven, interconnected, and will remain to be so for a long time to come, no matter how just or unjust the political and economic interconnection between us might be.  To imposed unilateral Independence upon Puerto Rico under degrading conditions will certainly hurt Puerto Rico directly, but in return, it will hurt the United States as well.

So the solution to  the present situation is not a sudden  unilateral declaration of Independence for Puerto Rico by the US Congress. The sensible thing to do is to created the legal framework and National Policy that will allow and incentivize Puerto Rico to grow toward Sovereignty, and Independence.

Instead of sending us more and more, morally degrading, welfare funds, grant us increasing National Sovereignty; one step at a time and in harmony with the US national interest, if you will. Colonialism is a contagious and degrading emotional, spiritual and mental disease.  After 500 years, we, Puerto Ricans, are sick and tired of it.  But it  will take some time, measured in years, to overcome it completely.  In the 1890s we were well  on our way to eradicate colonialism from  our land. One step at a time the Spanish kingdom had come to accept our national existence and unique collective character. In the last phase of their Imperial era, we were gaining more and more autonomy and national recognition; the legal process was well in its was for us to grow in autonomy toward eventual Independence. The night of colonialism was coming to an end... but...

But then you came, uninvited, and, as part of your Imperialistic expansion of the 1890s, reduce us, once again, to the degrading status of a mere military possesion, as if we, one million people then, over six millions now, were not humans, just land and things.  Once again our struggle against imperialism started. Against a new Metropolis, that spoke another language and had another worldview. Over a hundred years latter and despite a zillion broken promises, you have kept us, as if we were things, under the plenary powers of Congress, under the humiliation of the territorial clause of your federal constitution. Your imperial expansion of the 19th Century and your imperial policies toward us,  ever since, has contributed  deeply to the encroachment of that horrible colonial complex in our hearts and minds. We shall overcome it. With or without your help, but, you as the Imperial power that frustrated our previous efforts and prolonged our colonial dilemma, you should work with us  to do it. In good faith, lets us become partners to eradicate both, imperialism and colonialism from  among us.

Once again, to impose full, sudden, independence upon a people with a colonized mentality will do more harm than good, and if Puerto Rico gets hurt, you, the US, will feel the pain as well. So the process of decolonizing Puerto Rico should be a careful  process. One step at a time.  It will take its  time, but there are some things we should start right now:

1. The US should progressively reduce US welfare funds transferred to Puerto Rico while increasing Puerto Rico's national sovereignty (one step at a time and in harmony with US National Interest, if you will) so that we can design and implement our own solutions to our own problems. We need sovereignty over increasing areas of our national live to do so. Believe you me, and I know that is hard  for your World-Power/Imperial mentality to accept, but our own solutions will be better for us than anything you may send us, pre-design and tested by your experts in Washington.

2. Reduce the presence in the Island of the FBI, the Federal Courts and other Federal Agencies; for they are presently infested by the local, fascist, colonial clique, we call them Guaynabitos; people with a deep colonized mentality that deny what they obviously are, Puerto Ricans;  who, while wanting to look and act like Conservative White Anglo-Saxon American Protestant Patriots, in reality sound and look like a funny, cheap and degrading representation of what a slave thinks his master  should look like. Reduce your presence here. Stop feeding the Gaynabitos irrational clique,  and we, the Puerto Rican people, will find our own  way, guided by our own higher goals and transcendental values. We respect yours, but we have our own and want to build upon them our own future.

3. Call, if you will,  for a "Statehood Yes or No" plebiscite in Puerto Rico, but with one important safeguard: It should not be the local, colonized, pro-statehood Guaynabitos, the ones who should tell Puerto Ricans what statehood is. With or without a status plebiscite,  It should be you, US people, Congressmen, ideologist, political activists, et al, the ones who should come down to Puerto Rico to interact with our people, presenting your vision and your understanding of what Federal Statehood is and how Puerto Rico will have to change to be accepted as a Federal State. Be honest with us and we will be honest with you, hard honesty is much better than politically correct lies.

You should inform yourselves about us. Is about time. You should learn about our history, culture and National Identity and them come down here, to Puerto Rico, to interact with us. Not as politicians seeking votes or funds for their campaigns, we have had  plenty of those, but as Americans concerned with the Union's present and future health. Come down here as you truly are so that we may  know you and you may know us as we both truly are.  Let that encounter and  interaction take place, we both will learn and grow a lot from it.

Tuesday, March 1, 2011

Drogas, Planillas e Identidades Sexuales

Todos debiéramos estar de acuerdo con que toda persona que aspira a un cargo público debe ser sometida a las pruebas de detección de drogas más estrictas que existan.  De igual forma, estas personas deben de hacer públicas sus finanzas, incluyendo sus planillas y todos los anejos correspondientes, al igual que un resumen de su historial médico-psicológico.

La realidad financiera, médica y psicológica de los oficiales públicos y los que aspiran a serlo es ASUNTO PUBLICO. Nosotros, el pueblo, tenemos la obligación de evaluar dichos oficiales y candidatos para poder así escoger mediante el voto a los que consideremos mejores  preparados para los puestos electivos disponibles.  Entre más información tengamos sobre los candidatos, mejor preparados estaremos para hacer esa evaluación y ejercer  responsablemente nuestro derecho al voto. En la medida en que se nos niegue información imprescindible para evaluar las promesas, la personalidad, el carácter y la identidad de los candidatos, en esa misma medida se nos coarta nuestro derecho al voto...

Hasta aquí todos debiéramos estar de acuerdo, pero vayamos ahora un poco más lejos...

Hablemos de la identidad sexual.  Por identidad sexual entendemos la imagen sexual que la persona tiene de sí misma; que y quien lo excita, de quien se enamora, como se relaciona sexualmente con los demás. Esta identidad sexual es uno de los elementos fundamentales que determinan el carácter, las preferencias, la imagen propia, la forma de ver el mundo, la forma de interaccionar con el mundo y como el individuo valora y trata a los demás, entre otras cosas. Yo diría que la identidad sexual determina más el 50 por ciento del carácter, de la personalidad, de la identidad del individuo, pero más allá del por ciento que pueda representar, conocer su Identidad Sexual es imprescindible para entender al individuo.

Como electores debemos evaluar al candidato no solo en cuanto a su propuesta o plan de gobierno, sino también en cuanto a su carácter, a la esencia de lo que él es.  Por tanto,  Considero que como electores tenemos el DERECHO a saber la identidad sexual de los candidatos a puestos públicos. Mantenernos a ciegas sobre un elemento tan fundamental en la formación de la Identidad del candidato, es mantenernos a ciegas sobre lo que el candidato es, de como él se ve a sí mismo y como él se relaciona con y valora a los demás. Es, en otras palabras, mantenernos a ciegas sobre la verdad existencial del candidato.

Siempre se ha rumorado que algunos candidatos a puestos electivos y oficiales electos, alcaldes y legisladores, son homosexuales secretos. Si es así, el pueblo tiene derecho a saberlo, para incluir ese dato en nuestra evaluación de esos candidatos.  Más aun, siendo la identidad sexual un aspecto fundamental en la identidad o esencia de lo que uno es, el mero hecho de que una persona se niegue a aceptar, presentar y defender públicamente su identidad sexual, refleja que esa persona tiene un GRAVE problema de formación psicológica y esa malformación por si misma debiera descalificarlo para aspirar a un cargo público.

Para aclarar mi punto de vista: hace unos años un joven activista homosexual trató de aspirar a un puesto electivo y le cerraron las puertas.  En mi opinión ese joven era y sigue siendo un buen candidato, y de haber estado en la papeleta, le hubiese dado mi voto. No soy homosexual, (soy heterosexual por nacimiento y asexual por selección  y estílo de vida) pero creo que una persona que viene de frente, diciendo este soy yo y esta es mi realidad merece nuestro respeto. El hecho de que haya sabido luchar consistentemente por los derechos de sus pares, nos lo presenta como una persona que, de llegar a la legislatura, tendría la sensibilidad para ser justo, legislar y velar por los derechos humanos de todos los ciudadanos. Algo que nuestra legislatura urgentemente necesita.

En este caso específico el hecho de que se conozca la identidad sexual de este joven, lejos de descualificarlo, le sirve, a mis ojos, de creedencial y razón primaria para darle mi voto.  Personas que representen dignamente a su comunidad hacen falta en la legislatura. Más aun, personas con su sensibilidad social, producto de su ardua lucha en defensa de los derechos civiles de sus pares, hacen falta para elevar nuestra conciencia colectiva sobre la necesidad de defender y proteger los derechos civiles de todos los grupos que componen nuestra sociedad.

Por el contrario, aquellos que siendo homosexuales han ocultado su homosexualidad desarrollan, por uso y costumbre, una tendencia hacia la falsedad, convirtiendose eventualmente en personas a las cuales la verdad les ofende y sienten una necesidad intrínseca de premiar la mentira.  Personas así no deben estar en la legislatura. Estando allí, lo que era un defecto privado se convertiría en un mal ejemplo y un peor patrón público. 

Es por esto que considero que debe ser requisito que todo candidato a puesto electivo defina y afirme su identidad sexual. Así nosotros, el pueblo, podremos evaluar su carácter en forma apropiada.  Y si más tarde se demuestra que mintió al hacer esa afirmación, pues entonces que salga del servicio público, no por tener x o y identidad sexual, sino por embustero, y mentiroso.  Si mintió en algo tan fundamental en su vida, si oculto algo tan fundamental en su ser, no  está capacitado para ocupar ningún puesto electivo.

Una persona que, habiendo llegado a la edad adulta, no conozca ni se atreva a  afirmar dignamente su identidad sexual es una persona con un grave problema psicológico. Bajo esa condición no está capacitado para ejercer ningún cargo público. Lo que necesita es unos meses (y en casos extremos unos años) de consejeria psicológica para que se encuentre y acepte a sí mismo; y aprenda a convivir con personas de distintas identidades nacionales, ideológicas, religiosas y sexuales, en base al respeto y la solidaridad.

Nuestro reclamo como electores llamados a escoger a nuestros gobernantes es que todo el que aspira a un cargo público se haga las pruebas de drogas, salga del closet y afirme su identidad sexual, religiosa, ideológica y nacional; en otras palabras, que nos diga claramente quien es, que cree, que piensa y que piensa hacer de llegar al poder. Y así nosotros, los electores, estaremos mejor preparados para escoger a los mejores candidatos de entre todos los que quieran aspirar, para formar el mejor gobierno que podamos formar.