Monday, August 15, 2011

Fortuño puede ganar...

Los resultados de la encuesta dada a conocer la semana pasada por WapaTV demuestran que el gobernador Luis Fortuño pudiera ganar las próximas elecciones.  Ciertamente el pueblo está sentido por las medidas de austeridad que tomó su gobierno a principios de este cuatrenio. Pero no hay en el pueblo una clara conciencia ideológica sobre lo erradas que fueron esas medidas.  Tampoco hay una clara conciencia de los eventos que condujeron a la crisis que ha vivido el pais por los últimos cinco, ni de la enorme culpabilidad que recae sobre el liderato PNP por esos eventos.

Por el contrario, la impresión generalizada es que fueron Sila Maria Calderón y Anibal Acevedo Vilá los responsables directos de esa crisis, y a Fortuño le ha tocado la difícil pero honrosa tarea de reconstruir al pais.  Desde esta perspectiva sí hacia el final de este cuatrenio Fortuño logra convencer al pueblo de que la situación económica esta mejorando, creo que la mayoria del pais estaría dispuesto a perdonarle lo de la medicina amarga y darle un segundo termino pa que continue por la senda de la recuperación económica.

La úinica alternativa real a Fortuño y su partido PNP es Alejandro Garcia Padilla y su partido Popular Democrático. El mismo partido de Sila Maria Calderón y Anibal Acevedo Vila.  El PNP ha sido muy efectivo en desprestigiarlos ante el pueblo, y el liderato actual del PPD no acaba de entender que para que otro candidato PPD tenga chance de salir electo, los pasados gobernantes PPD deben reconciliarse en privado y en público; y una agresiva y coordinada campaña de restauración de imagen debe de iniciarse a su favor.

Durante sus mandatos fue que la crisis actual comenzó ha manifestarse. Un analisis superficial tendería a culparlos a ellos por dicha crisis. La raiz de la misma, sin embargo, no surgio en sus días, ni fue alimentada por sus acciones. La semilla y raiz de esa crisis surgio en los dias de la Gobernación de don Luis Antonio Ferre Aguayo. Y no surgio por maldad ni incapacidad administrativa. Surgio porque Ferre, al igual que todo defensor y promotor de la estadidad federada para Puerto Rico no cree ni en existencia, ni en la nececidad, ni en la conveniencia de la identidad nacional puertorriqueña.

Para Ferre, al igual que para Barcelo, Rosello y Fortuño, Puerto Rico no es una nación, ni debe aspirar a serlo.  Todo intento, por tanto, de construir una cultura, economía, sistema político o imagen colectiva de índole nacional debe ser combatido y neutralizado por el gobierno.  En su lugar se debe trabajar para integrarnos al sistema económico, político, cultural y hasta religioso estadounidense.

Todos los gobernantes PNP, pasados, presente y, a menos que el pueblo tome conciencia de esto, futuros, han trabajado con todas sus fuerzas para desarticular el modelo económico, político, religioso y social que los creyentes en la valia de nuestra identidad nacional hemos venido construyendo por cinco siglos. Los Gobernantes PNP han venido, y siempre vendran, a destruir lo que somos, para construir lo que ellos desean que lleguemos a ser.

El modelo de creación de riqueza nacional mediante la industrialización por invitación que implementó el partido Popular no fracasó. Fue un éxito. Desgraciadamente cuando llegó el momento de usar esa riqueza acumulada en las corporaciones públicas, en nuestro sistema de salud nacional, y otras deppendencias del gobierno para fomentar el surgimiento de una clase empresarial comprometida con nuestr desarrollo nacional, allá para finales de la decada del 60, la composición de nuestra clase empresarial fue influenciada por la ola anticomunista pro-americana hasta el servilismo que salio huyendo de Cuba.

Esa ola llevó a Ferre a la gobernación y desde entonces el proyecto de desarticulación nacional, de privatización de la riqueza del pais, y de americanización mediante la dependencia económica ha continuado.  La magnitud de la misma, en cada una de las administraciones PNP ha sido tal que las subsiguientes administraciones PPD apenas han podido remendar lo que otros habian desgarrado.

Peor aun, en su deseo imparable por desnacionalizar al pais y privatizar la riqueza nacional lo más pronto posible los últimos gobernantes PNP han causado burbujas o explosiones de movimiento económico que ha dejado la impresión de que estaban moviendo la economía y beneficiando al pueblo. Una vez acabada la burbuja nos encontramos con que la riqueza pública que paso a manos privadas terminó saliendo del pais sin generar bebeficio alguno a mediano y largo plazo. El resultado neto siempre ha sido un gobierno más pobre y más embrollao.

Con la desgracia causada por la ola de privatizaciones de Roselló tuvieron que lidiar Sila y Anibal. Y con la que está generando Fortuño aun no se sabe quien tendra que lidiar, porque esta encarnación de Millhouse aun no ha terminado, y con los billones que habran de generar la privatización de las autopistas y los aeropuertos bien puede comprar las próximas elecciones.

Son billones que va tener a su dispocisión, y nadie dude que los va a utilizar para crear una burbuja de consumo que dara la impresión momentanea de que gracias a él, el glorioso Luis Fortuño y Burset, hemos llegado a la tierra prometida.

Eso solo lo puede evitar otro colapso de la economía estadounidense que de al traste con todos sus planes, o un verdadero movimiento de unidad nacional en Puerto Rico que presente y apoye entusiastamente a un candidato único a la gobernación, e identifique y condene al partido PNP como la causa original, el implementador y el principal bebeficiario de la privatización, a precios de quemarropa, de la riqueza del pais.

Puerto Rico estó fastidiao con J mayuscula porque el PNP, a traves de su política de desnacionalización nos fastidio. Y si queremos reconstruir al pais lo primero que tenemos que hacer es identificarlo, al PNP, como lo que es: Y nunca más permitirle que llegue al poder. Que se tenga que desarticular y los buenos seres humanos pocos o muchos, que una vez militaron en el mismo funden un nuevo partido que busque alcanzar su ideal político mediante la reafirmación natural de nuestra identidad nacional y el pleno desarrollo de nuestras capacidades como pueblo.

La oposición, comenzando con los ex-gobernadores PPD y centrada en el candidato a la gobernación de dicho partido tiene que unirse. Sila y Anibal tienen que reconciliarse, y Hernandez Colón tiene que regresar a sus raices soberanistas. Que triste es haber empezado su carrera política tan alto para caer tan bajo como ha caido don Rafael Hernandez Colón. 

Pero usted aun esta a tiempo, estimado compueblano. Usted ya tiene lo suficiente para vivir el resto de sus dias sin preocupaciones financieras. Y sus hijos han llegado tan lejos, en la vida pública, como sus caracteres y habilidades le han permitido. Ahora es tiempo de que usted vuelva a pensar en el pais, en la patria: en su legado: en la forma en que usted quiere ser recordado por su pueblo. El gallito que no se juye de los dias gloriosos de su juventud esta muerto y olvidado por su pueblo. Usted lo mato. Pero usted todavia está vivo. Todavia puede resucitarlo. 

No como candidato a nada, ni como el tenebroso y misterioso residente de la calle Sol, número 9,  que se cree con el poder y la potestad de manipular a todos por igual;  sino como una voz sabia y educada por el estudio y la experiencia que apoye el mensaje de los nuevos lideres y el llamado a expulsar de nuestra Fortaleza a los mercaderes de la desnacionalizacion.


En voz de otros ese mensaje pudiera parecer politiquero. En sus labios, especialmente luego de sus desaciertos de años recientes, de su arrepentimient y mea culpa publico, y de su reconciliacion con sus raices, sera un llamado a la reflexion que sera escuchado por miles, millares y quiza millones que como usted habian errado el camino. Así lo ayude Dios.
S

Tuesday, May 17, 2011

Reinvindicando a Acevedo Vilá

Se preguntará el lector porque un blogero nacionalista/soberanista se toma el trabajo de defender la gesta de un gobernante estadolibrista que cayó en desgracia electoral y recibio la pela más grande que candidato alguno ha recibido en el proceso electoral puertorriqueño.

La razón es sencilla y es doble. En primer lugar Anibal cree en la Nacionalidad Puertorriqueña y en el desarrollo soberanista del ELA. El no cree que ese desarrolla deba culminar en la plena soberania nacional; es decir, en la Independencia Política de Puerto Rico, pero desde nuestra perspectiva actual, su creencia en la existencia de la NACIÓN puertorriqueña y en el desarrollo soberanista del pais nos une y coloca en el mismo lado del conflicto político de Puerto Rico.

En segundo lugar, la verdad objetiva es que Anibal es un buen puertorriqueño, con gran capacidad administrativa y preparación profesional que no pudo implementar el plan de gobierno que le presentó al pais en las elecciones del 2004. Si lo hubiese podido hacer, tal y como lo ha podido hacer el presente Gobernador, Luis Fortuño y Burset, entonces lo hubiesemos podido juzgar con toda objetividad. Pero en realidad durante su mandato Anibal tuvo que enfrentarse a una rama legislativa controlada por el PENEPE que le impidio implementar su plan de gobierno. Anibal se vio limitado a modificar aquellas propuestas especificas del plan de gobierno del PENEPE que estuviesen lo más cercanas posible a su visión de gobierno.

Más aun, Anibal se enfrentó a la persecución inmisericorde del Buró Federal de Investigaciones, FBI por sus siglas en Ingles, y de la fiscalia federal que se empeñaron en procesarlo y condenarlo criminalmente por violaciones a la ley electoral durante sus previas campañas electorales.  Violaciones que en su mayoría habian sido cometidas por otras personas y que por uso y costumbre se atienden mediante processos administrativos en la Comisión Estatal de Elecciones. Al fin de cuentas quedo claro que esas acusaciones habian sido traidas por los pelos y la mayoría fueron descartadas por el Juez asignado al caso.  Finalmente cuando el caso fue presentado ante un jurado, en menos de tres horas Anibal fue declarado no culpable de todos los cargos. Desgraciadamente ya para entonces Anibal habia perdido las elecciones y Luis Fortuño y Burset habia comenzado su regimen cuasi-dictatorial.

Así pues, si la Administración del 2004 al 2008 fue un fracaso no es culpa de Anibal, que desde un principio estuvo dispuesto a negociar e hizo un llamado a la oposición para sentarse a definir e implementar una agenda común para el pais, algo que todavia necesitamos; Es culpa de la oposición de entonces, que en el 2008 se convirtio en el Partido Gobernante de ahora.

Aun dentro de ese dificil situación, Anibal Acevedo Vila demostró sus dotes como gobernante, sus excelentes cualidades como ser humano, y su amor inegable por la patria puertorriqueña. Razón por la cual todos los buenos patriotas puertorriqueños debemos darle nuestro reconocimiento. Esto no necesariamente significa que lo apoyemos para la gobernación o alguna otra posición electiva.

Los tiempos y las realidades cambian y para bien o mal existe un grupo de PENEPEs que lo odian apasionadamente y nunca le darian su apoyo.  Tratar de volver a la gobernación o correr para algun puesto electivo en el siguiente proceso electoral sería percibido por estas personas como  una bofetada en la cara, una mentada de madre, un escupajo al rostro, a lo cual ellos probablemente reaccionarian con todo el odio, la chabacaneria, y la inmundicia con que lo hicieron durante el cuatrenio del 2004 al 2008. Ni Anibal ni el pueblo de Puerto Rico merecen que se repita ese triste espectaculo.

Existen muchisimas otras funciones de formación social que Anibal puede y debe realizar. Su acceso a los medios sociales en la Internet le ofrece un buen mecanismo para lograrlo, y él lo sabe utilizar muy bien. Le pido pues que se concentre en eso; y en restaurar, en forma digna y adecuada, sus finanzas personales; y apoyar a sus hijos para que se desarrollen al máximo de sus capacidades personales, siempre al servicio de la patria que los ha visto nacer y desarrollarse.

Candidato o no candidato, político activo o no, Anibal merece nuestro entendimiento y respeto como gobernante que fue durante uno de los periodos más dificiles en la historia reciente de nuestro pais. Más aun nosotros, los que estamos claros en nuestro anhelo nacionalista-soberanista, debemos aprender que nuestro gran adversario no es ni el Partido Popular ni el Estado Libre Asociado que ellos gestaron ni el liderato que con sus virtudes y defectos haya salido de ese partido.

El aspecto central de nuestra gesta política tiene que ser nuestra creencia en la Nacionalidad Puertorriqueña y nuestra defensa y promoción continua de la misma. La existencia y la vitalidad de la Nación Puertorriqueña hace inevitable la eventual soberania nacional de nuestro pais. La negación de esa nacionalidad, la desvalorización de la misma, y todo intento por coartar o limitar la mucha o poca soberania que podamos tener, debe ser percibido y respondido por nosotros como un ataque directo en contra de nuestra propia existencia individual.

Todo aquel que cree en y defiende nuestra nacionalidad es nuestro aliado, los que la niegan son nuestros adversarios. Por tanto, en tanto y por cuanto el Partido Popular cree en y defiende nuestra Identidad Nacional, el Partido Popular es el aliado natural de todo creyente en la soberania y en la nacionalidad puertorriqueña. Y a los aliados no se les ataca despiadadamente ni se busca hacerles daños. Se les asesora, se les critica constructivamente. Se busca como extender y complementar sus acciones.

Ayer fue Anibal. Hoy es Alejandro Garcia Padilla. Creyentes en la existencia y la valia de la Nacionalidad Puertorriqueña.  Creyentes en que el ELA se debe desarrollar soberanistamente, ampliando el nivel de gobierno propio tanto en la teoría jurídica como en la aplicación práctica. Defectos los tienen. Negar, por ejemplo y rechazar la ciudadania federal estadounidense es algo que ellos no estan dispuestos a hacer. Para ellos es algo util, valioso y necesario. Para nosotros, los soberanistas-nacionalistas no debe serlo.

Rechazar, pues esa ciudadania federal y promover la plena reinvindicación y desarrollo de nuestra ciudadania nacional puertorriqueña no les toca a ellos, nos toca a nosotros. Hagamos pues lo que nos toca. Pero para hacerlo yo prefiero mil veces tener en la Fortaleza a un gobernante que crea en Nuestra Nacionalidad y nos de el espacio necesario para llevar a cabo nuestro proceso educativo y proselitista, que tener a un gobernante estadoista, PENEPE, que no cree en la Nacionalidad Puertorriqueña y que utiliza todo el poder del Estado para socavar todo aquello que le huela a puertorriqueñidad, autonomia y soberanismo.

Si nuestra democracia tuviera el mecanismo de la segunda ronda electoral yo exhortaria a todo movimiento nacionalista, soberanista, e independentista a que postule su candidato a la gobernación y que cada cual busque sus votos apelando a distintos sectores de nuestra sociedad. De esta forma esa primera ronda electoral serviria para ejercer nuestra actividad educativa-proselitista, demostrar y hacer crecer nuestra fuerza electoral. En la segunda ronda debieramos entonces estar plenamiente dispuestos a votar por aquel candidato, de entre los dos que más votos hayan sacado en la primera ronda, que crea en, defienda y promueva nuestra identidad nacional. Es decir, en la segunda ronda debieranos estar dispuetos a votar por el candidato del PPD.

Pero como no tenemos segunda ronda electoral es necesario que en esa primera y única ronda electoral que lo decide todo,todas las fuerzas de aquellos que creemos en la Nacionalidad Puertorrqueña se enfoque en, apoyen a, y voten activamente por el candidato a gobernador del Partido Popular. No hacerlo es apoyar al candidad del PENEPE que se opone tenazmente a nuestra identidad nacional.

La realidad presente de Puerto Rico es que el PENEPE es el partido más grande de Puerto Rico. Su núcleo o corazón de rollo es de unos 900 mil votantes. El del Partido Popular es de unos 800 mil o menos. Ninguno de los dos puede ganar unas elecciones por si solo. Pa' eso se necesita cerca de un millon de votos. Ambos partidos necesitan apoyo de otros sectores para ganar.Ambos partidos siempre han buscado ese apoyo.

El PENEPE siempre ha apelado a la jaiberia, la busconeria, y las ansias de chupar más y más fondos federales, conducta tipica de toda sociedad neocolonial. A falta de poderes soberanos para competir de tu a tu en el mundo los colonizados se reducen a extender la mano astutamente y vivir de la misericordia ajena.  Dentro de nuestra asfixiante situación económica actual esa estrategia ledio grandes frutos al PENEPE en la pasada contienda electoral. A pesar del enojo de los que fueron despedidos por Fortuño (muchos de los cuales ya no estan en Puerto Rico pues emigraron en busca de trabajo) y de la agudización y prolongación de la crisis fiscal causada por las medidas tomadas por su administración; las promesas y la compaña bajuna, mezquina y yocentrica del PENEPE les va a dar frutos en las próximas elecciones. No tanto como en las pasadas, pero ellos confian que el amplio margen de 250 mil votos con que ganaron ayer, aunque habra de reducirse, no se reducira lo suficiente para causarles una derrota mañana.

Para combatirlos el PPD no debiera apelar a lo mismo. La verdad no puede ser defendida con la mentira, pues de asi hacerlo, deja de ser la verdad que hubiesemos querido defender. La verdad hay que defenderla con la verdad: aunque cueste votos.

Ante ese dilema esta el Partido Popular... y nosotros los soberanistas tenemos que entender que en Puerto Rico no hay una segunda ronda electoral. Si le negamos el voto al candidato a la gobernacion del Partido Popular, estamos, en la practica, apoyando al candidato del PENEPE a retener el control de la Fortaleza. Ellos con su corazon de rollo y demas asociados, ya tienen los votos suficientes para ganar. El PPD no. El PPD necesita nuestros votos para ganar. Y si se los negamos estaremos garantizando que el PENEPE mantenga el control de la Fortaleza cuando menos por un cuatrenio mas.

Entre votar por un tercer candidato a la gobernacion y votar directamente por el candidato PNP, que reniega de nuestra nacionalidad y promueve nuestro suicidio nacional, la unica diferencia es que aquel que siendo nacionalista, vota por el candidato PENEPE cuando menos tiene los pantalones y la valentia de hacerlo. El que vota por un tercer candidato que no tiene oportunidad alguna de triunfo no esta siendo tan valiente ni tan decidio en su accion, pero el resultado sera el mismo: Estara aportando su voto para que un Gobernante PENEPE que reniega de nuestra nacionalidad mantenga control de la Fortaleza, la rama ejecutiva y el presupuesto del pais.

Ciertamente el Partido Popular no es un partido Nacionalsta-Soberanista. Su liderato tiene mil contradicciones, y defectos, siendo la ambivalencia el mayor de ellos. Pero pa la Fortaleza no tenemos otra alternativa. El pais necesita que el Gobernante PENEPE salga de la Fortaleza y que nunca más un candidato PNP llegue a la misma.

A nivel de la rama legislativa la situacion es distinta. Ahí sí que cada partido y movimiento político, soberanista, nacionalista, o no, debe presentar sus mejores candidatos, aquellos que tengan oportunidades reales de salir electos; y cada elector tienen el deber de evaluar los candidatos disponibles y votar por aquellos que mejor reflejen sus ideas, y convicciones.

Le propongo pues al PIP, al MUS, al PPR y a todo grupo o movimiento político y social que seleccione y presente sus mejores candidatos a la legislatura; y exhorto al pueblo puertorriqueño y especialmente a cada elector soberanista-nacionalista a que apoye a los candidatos que creen en, defienden y promueven nuestra identidad nacional, y comparten al máximo nuestro ideal nacionalista soberanista.

Que el PIP oficialmente no presente candidato alguno ni a la gobernación ni a la comisaria residente y en su lugar presente una plancha legislativa pipiola de probada excelencia. Que el MUS oficialmenteno presente candidato alguno ni a la gobernacion ni a la comisaria residente y en su lugar presente una plancha legislativa soberanista de probada excelencia. Que el PPR oficialmente no presente candidato alguno ni a la gobernacion ni a la comisaria residente y en su lugar presente una plancha legislativa de lideres sociales de probada excelencia.

Pa cambiar la realidad hay que partir de la realidad y la realidad que enfrentamos es que a nivel de la fortaleza las proximas eleccines seran entre los candidatos a la gobernacion del PENEPE y del PPD. Dejemoslos solitos en esa contienda y al final de la misma, el dia de las elecciones, votemos emocional e ideologicamente por aquel que cree en, defiende y promueve nuestra identidad nacional.

A nivel legislativo la realidad es que el pueblo esta cansado de las plachas legislativas de los dos partidos principales. Presentemos pues, candidatos alternos que sean atractivos para el pueblo. Ya se ha probado que una legislatura PPD no resuelve, recuerden el cuatrenio de Sila. Ya se ha probado que una legislatura PENEPE no resuelve, recuerden los últimos dos cuatrenios PENEPE. No aspiremos pues, cuando menos por ahora, a la gobernación. No gastemos ni tiempo ni esfuerzo ni dinero promoviendo candidatos a la gobernación y a la comisaria residente que no tienen oportunidades de triunfo. Concentremos nuestra atención y nuestra campaña en retomar, con el pueblo y para el pueblo, el control de la legislatura; y asi, salga quien salga electo Gobernador, habremos retomado control total o cuando menos parcial de la legislatura. Quiza no habremos llegado a la meta final, pero estaremos mucho  más cerca de lograrlo.

Y si el candidato PPD gana la Gobernación, de ahí en adelante el camino será mucho más facil.

Volviendo pues al Licenciado Anibal Acevedo Vila: con atacarlo y menospreciarlo solo nos ganamos la antipatia de los cientos de miles de buenos puertorriqueños de inclinación soberanista que militan en el Partido Popular Democrático. Reconociendo la valia de Anibal Acevedo Vila como gobernante y ser humano, abrimos la puerta del corazón de esos compatriotas a un mayor entendimiento de la vocación soberanista. Ya Anibal no es gobernante. Desde la vida privada y a traves de la Internet hace sus aportaciones al desarrollo y la formación de nuestro pueblo. No entremos en guerra con él. Complementemos su mensaje. Expongamos ante el pueblo la conclusión lógica de que solo con la soberania nacional podremos solucionar permanentemente los problemas del pais. Seamos sabios y aprendamos a unir voluntades mediante la verdad, la solidaridad, el respeto y el agradecimiento hacia aquellos que han tenido la valentia de enfrentarse al Imperio.

Gracias Anibal por la labor que desde el foro político partidista y desde la Fortaleza hiciste por el pais. Esperamos que sigas aportando desde tu realidad actual y en forma constructiva a la formación de la patria. Usted haga su parte. Nosotros nos comprometemos a continuar con la nuestra. Al final todos unidos llegaremos, unidos, a la misma meta. Así nos ayude Dios.

Thursday, April 7, 2011

Estadidad Federada: Imperialismo y Coloniaje en su mas Explosiva Expresión

Por décadas el liderato independentista ha estado, por complicidad o ignorancia, traicionando la patria que juran defender.  El Estado Libre Asociado es, dentro de nuestro contexto colonial impuesto por el imperialismo estadounidense, el fruto de nuestros esfuerzos colectivos por adquirir y ejercer el máximo de gobierno propio que nos sea posible. Es un esfuerzo descolonizador dentro del contexto del imperialismo ejercido por el mayor imperio militar de la historia. Por tanto si el estatus actual es territorial, colonial y vergonzoso eso no es culpa del liderato popular. Eso es culpa del imperio que nos invadio y se ha negado a bregar de a verdura con el asunto de nuestro estatus político.

Si somos esclavos que se averguenze el amo. Nosotros seguiremos demandando nuestra libertad.

Nuestro caso de colonialismo, sin embargo, no es cuestión de falta de derechos y libertades individuales. De esas tenemos suficientes, quiza demasiadas, y un poco más de disciplina y sentido de obligaciones ciudadanas y patrióticas nos haría bien. Nuestro caso es uno de falta de libertades colectivas. Desde los 1800s hemos advenido al estatus colectivo de conciencia nacional. Dejamos de ser un reguerete de gente para convertirnos en un pueblo; en un ente, en un ser colectivo llamado NACIÓN. Somos una nación. Todavia no somos una nación soberana, pero ya hace unos doscientos años que somos una nación.

Como nación tenemos unos derechos y unas obligaciones colectivas que se le deben reconocer a toda nación, pero a nosotros se nos niegan. Bajo el estatus actual, esa negación, afortunadamente, no es absoluta.  Cuando menos se nos reconoce nuestra identidad cultural-nacional.... a medias, pero algo es algo... y, más importante aun,  se nos reconoce nuestro derecho a reclamar y obtener la plena soberania nacional, es decir la Independencia política. 

Si nos unimos como pueblo podemos lograr que el ELA crezca en la dirección de la soberania nacional, un paso a la vez, o de forma inmediata.

La estadidad federada es otra cosa.  Bajo ese estatus solo existe una identidad nacional reconocida. Esa es la identidad nacional creada por el Gobierno Federal luego de aplastar las ansias de Soberanía Nacional de los Estados del Sur. Al terminar la Guerra Secesionista del Sur, allá para los 1870, el gobierno federal unido a los grandes compañías de aquel entonces, precursores de las mega corporaciones de hoy, se dieron a la tarea de crear una Identidad Nacional e imponerle esa identidad nacional federal a todos los Estados.

Desde entonces esa identidad nacional es la única permitida por el Régimen Central Estadounidense. A los estados como Texas, California, Alaska o Hawwaii, y a las regiones como la Nueva Inglaterra, el Sur Histórico o la Península de Delmarva, frente a Washington D.C., no se les permite promover, proclamar o defender las identidades proto-nacionales que por mucho tiempo se han  estado cuajando en esos lares.

Dentro de la Unión estadounidense el mayor pecado que cualquier estado o región puede cometer es defender y proclamar su propia identidad nacional, su propia nacionalidad.  Se les permite hablar de herencia étnica u orgullo regional, pero siempre subordinado a la Omnipotente Nacionalidad Estadounidense, enmascarada de seguridad nacional, creada por el gobierno federal despues de la Guerra Secesionista del Sur.

Por tanto, de Puerto Rico advenir a la Estadidad Federada surgiría un conflicto inmediato entre la negativa del régimen a reconocerle a los estados y regiones sus propias identidades nacionales y la realidad inamovible de la Nacionalidad Puertorriqueña. Ese conflicto sería inmediato, total y absoluto, y se manifestaría dentro de un esquema federativo que no admite ni reconoce el derecho de los Estados a separarse de la Unión. Sería por tanto, un conflicto a muerte: o muere la nación puertorriqueña o muere la Identidad Nacional artificial creada por el régimen federal luego de la Guerra Secesionista del Sur.

Es por esto que en el caso específico de la Nación puertorriqueña, la integración política de Puerto Rico a la Unión estadounidense mediante el mecanismo de la Estadidad Federada sería la manifestación más asquerosa, conflictiva y explosiva del coloniaje.  El ELA es fruto de nuestra lucha y resistencia continua en contra del imperialismo estadounidiense que nos quiere tragar; la Estadidad Federada es permitir que el Imperio nos trague. La diferencia entre ambas no es cuestión de grados o cantidad de coloniaje. Es cuestión de principios y de la naturaleza innata a cada una de ellas. Uno representa el fruto de nuestra lucha por superar el coloniaje, el otro el coloniaje en su máxima y más apestosa expresión.

Por tanto, todo aquel independentista, nacionalista o soberanista que dirige sus ataques en contra del ELA mientras da la impresión de aceptar la Estadidad como una formula descolonizadora, está actuando como un traidor a la patria puertorriqueña. Está preparando el terreno para que las masas de puertorriqueños sometidos al yugo imperialista y a los temores coloniales que ese yugo genera, al buscar una alternativa al mismo opten por la Estadidad como una supuesta formula descolonizadora.  

Bajo el ELA aun no nos hemos sometido al imperio. Al ELA aun y siempre será posible desarrollarlo en una ruta de crecimiento soberanista. La Estadidad Federada, por el contrario es permitir que nos trague la Union y una vez en su tracto digestivo trate de digerirnos, borrando para siempre todo vestigio de nuestra identidad nacional. LA ESTADIDAD FEDERADA, por tanto,  ES LA COLONIA EN SU MÁXIMA  Y MAS APESTOSA EXPRESIÓN.

Pero si esa Estadidad llegase a llegar, y si la bestia imperial llegase a tragarnos, que se atenga a las consecuencias, porque desde ahora le advertimos que seremos un diamante grande, duro, puntiagudo y filoso en su tracto digestivo. Al final saldremos al otro lado y un poco de lluvia borrará toda la sangre y el excremento que se halla podido adherir a nuestra superficie nacional.  Lo que le pase a las entrañas de la bestia, eso lo dejamos a su imaginación. 

El poder dominante en Washington es la prensa liberal y el lobby judio (dos caras de la misma moneda). Si la estadidad federada ganase un plebiscito en Puerto Rico y la prensa liberal, la prensa hispana, y el todopoderoso lobby judio lanzan su enorme peso a favor de la incorporacion de Puerto Rico como estado federal, en menos de tres años Puerto Rico será el estado 51.

La prensa liberal cree y proclama las alegadas virtudes del multi-culturalismo y las acciones politicamente correctas. Un Estado con una identidad   claramente latinoamericana seria, a sus ojos, un paso de avance en la multiculturizacion de la Unión. De igual manera, la prensa, los medios y las corporaciones hispanas de Estados Unidos verían como algo positivo, para sus propósitos multiculturales, la incorporación de Puerto Rico como estado federal. Finalmente el lobby judío responde a una visión de mundo definida por los fariseos que a través de los siglos desarrollaron el Talmud y el Zohar judío. Esa visión inculca en los judíos un anhelo subyacente por socavar las bases y la unidad cultural, nacional de las naciones e imperios gentiles. Desde Roma hasta nuestros días esa ha sido su actitud ante las naciones en las cuales han habitado.  Que mejor forma de dividir, y a sus ojos socavar a la Unión estadounidense que integrar como estado federal a países foráneos que de ninguna manera podrían ser asimilados por la Unión.

Conociendo pues, la mentalidad y la tendencia natural colectiva del judaísmo, podemos ver que ellos lanzarían todo su poder e influencia en apoyo de la Estadidad federada para Puerto Rico. Todo lo que hace falta, para que la prensa liberal, los medios hispanos de Estados Unidos y el todopoderoso lobby judío impulsen e impongan la incorporación de Puerto Rico como estado federal es que la Estadidad federada sea apoyada por la mayoría del pueblo puertorriqueño.

Una vez se de ese paso, lo demás vendrá por añadidura. La Estadidad federada, para todos los fines prácticos habrá llegado. La bestia se habrá tragado el diamante grande, duro puntiagudo y filoso. El gran conflicto entre Washington y San Juan habrá comenzado. Viviremos algunos años de excremento colonial en su máxima expresión... pero al final saldremos al otro lado libres, independientes y soberanos. 

La estrategia  para lograr ese objetivo es simple, sencilla e inmisericordemente efectiva.  A lo largo y ancho de la Unión existen un gran numero de identidades proto-nacionales en distintos grados de desarrollo. Hasta hace poco la hegemonía imperial de los Estados Unidos y los beneficios económicos que esto les daba a los estadounidenses habían desalentado el desarrollo de dichas identidades proto-nacionales. Mas allá de los elementos culturales no existían razones económicas sustantivas, que apoyaran su desarrollo. Los beneficios materiales de ser parte del imperio eran muchos, los de separarse de la Unión no eran tan claros. Esa ecuación ha cambiado.

Por imperialismo queremos significar el sometimiento de otros países y jurisdicciones a los intereses de un determinado país u organización.  En el caso del Imperialismo estadounidense estamos hablando del  sometimiento de la inmensa mayoría de los países supuestamente soberanos del mundo a los intereses nacionales de los Estados Unidos.  Gracias a esto la Unión y sus residentes se beneficiaban del mal ajeno,  chupándole, directa o indirectamente, los recursos naturales, las riquezas, y hasta lo mejor de su población a los demás países del mundo.

Esa era ha pasado.  Ya los Estados Unidos no tienen el salten por el mango. La Unión Europea es mucho más grande y avanzada tecnológicamente que los Estados Unidos. Esta verdad se oculta comparando las capacidades de la Unión estadounidense con  las capacidades de los miembros individuales de la Unión Europea. Estados Unidos versus Inglaterra, Estados Unidos versus Francia, Estados Unidos versus Alemania, etc. etc. De esta forma aun lucen más grandes y poderosos. Pero si comparamos las capacidades de los Estados Unidos versus las capacidades de la Unión Europea en su totalidad, veremos lo rezagado que se está quedando el Tío Sam.

Ante China la situación es aun peor.  Ya China, como país individual y por si sola es la segunda potencia económica del mundo y en una década se espera que desplace a los Estados Unidos como la primera. Por los últimos 60 años la moneda de Reserva mundial había sido el dolar. Ya no lo es.  Ahora se utilizan varias monedas, incluyendo el dolar pero también el Euro europeo y el Yuan Chino.  China, de hecho está presionando a otras naciones con las cuales comercia para que adopten la moneda China como su moneda de reserva oficial. Cada día son más y más los bancos y gobiernos que están descartando  al dolar como moneda de reserva oficial.

En Sur América poco a poco se están moviendo hacia una Unión regional similar, en muchos aspectos, a la Unión Europea. Brasil está surgiendo como la gran potencia comercial del Sur mientras que Venezuela está surgiendo como una gran potencia militar.  De seguir este camino en pocos años Estados Unidos tendrá que bregar con una Europa Unificada, una China como primera potencia mundial y una Sur América también unificada. La era de la hegemonía imperial estadounidense ha terminado.

La era de las vacas gordas ha llegado a su fin y como todo país acostumbrado a vivir del imperialismo, el pueblo estadounidense ahora tendrá que adaptarse a vivir sin los beneficios que su hegemonía imperialista les confería; y esos beneficios eran muchos.  De ahora en adelante tendrán que vivir sin ellos.   Dentro de este contexto aquellas identidades proto-nacionales que estaban latentes ahora tendrán la oportunidad y el terreno adecuado para crecer y desarrollarse. Ante un imperio decreciente y empobrecido los Estados y regiones comenzaran a preguntarse, como ya lo están haciendo, si seria mejor abandonar la Unión y luchar cada cual por su propio bien dentro del contexto de la nueva realidad mundial.

Es dentro de este contexto que el nuevo estado-nación de Puerto Rico encontrará un ambiente apropiado para sembrar las semillas del nacionalismo estatal-regional. Y así lo haremos, con toda la intensidad y el gusto que sea necesario. Esas identidades proto-nacionales serán vitalizadas, energizadas, revividas y fortalecidas con toda la deliberada intención de lograr la transformación o el desmembramiento de la Unión.

Para nosotros, acá en Puerto Rico, la Estadidad federada será la colonia y el conflicto colonial en su máxima expresión. Pero también será la gran oportunidad de llevar nuestro mensaje y nuestra actitud nacionalista a cada esquina y rincón de la Unión.  La Nacionalidad Puertorriqueña y la Identidad Nacional artificial creada por el Gobierno Federal al concluir la Guerra Secesionista del Sur entraran en un conflicto permanente; en una guerra a muerte, la cual nos aseguraremos de ganar.

Con la llegada de la Estadidad federada el momento de la suprema definición de la Nación Puertorriqueña habrá llegado y el conflicto final habrá comenzado.  Desde ahora quedan advertidos de lo que haremos para ganar ese conflicto. Contagiaremos a todos los estados y regiones de la Unión con la vitalidad de nuestra identidad nacional. Activaremos, fortaleceremos, promoveremos, revitalizaremos, y lidearemos todas y cada una de las identidades protonacionales a lo largo y ancho de la Unión hasta lograr la eliminación del régimen federal que hoy impera sobre la Unión. Así de claro y así de sencillo.

El Imperialismo Federal inevitablemente entrará en conflicto con las nuevas identidades nacionales que habrán de surgir a lo largo y ancho de la Union, y la Unión tendrá que transformarse o volará en cantos. Queden advertidos.

La Estadidad, la colonia en su máxima expresión, es posible y hasta probable que llegue a Puerto Rico, pero de hacerlo, no traerá ni paz ni sosiego. Encenderá el mayor conflicto en la historia de la Unión.  Al final del mismo la Unión se habrá transformado o habrá volado en cantos. De una u otra forma nosotros, la nación puertorriqueña, habremos de alcanzar nuestro destino de plena soberania nacional.

Esa es la perfecta voluntad de Dios no solo para Puerto Rico sino también  para todos los pueblos y todas las naciones. Dios no quiere la esclavitud de los individuos ni la subordinación de las naciones; de unas a otras, o de muchas a los intereses centralizados de unos pocos. 

El quiere que cada ser consciente, sea individual o colectivo, sea libre y soberano sobre su propia vida y existencia. EL quiere que cada ser consciente, cada ente individual o colectivo disfrute de un espacio de soberanía propia donde cada cual sea dueño absoluto y responsable total de sus actos. Dios quiere que todo ente individual y colectivo, todo ser humano y toda nación sea libre y soberano, y que toda asociación entre individuos o entre naciones esta basada en esa soberanía individual y nacional.  ELH, ELHA, YE-JO-VAH Dios, así lo quiere, y eventualmente así habrá de suceder. Pobre de aquellos que insistan en oponerse a su perfecta voluntad. Tarde o temprano tendrán que rendirle cuentas a EL.

Thursday, March 31, 2011

Impuestos a los productos e Inversiones extranjeras

Ahora que el IRS ha validado en parte el impuesto que se le impuso a muchas de las compañias anteriormente conocidas como 936, creo que debemos reformular ese impuesto para reducirlo al dos o tres por ciento y hacerlo permanente. Esto le dara estabilidad a los ingresos del Gobierno.

Por otro lado el sales tax debiera reducirse al 5 por ciento e imponerle un arbitrio de 3 por ciento a todas las importanciones. La totalidad del dinero colectado por este impuesto debe ir dirigido a masificar la produccion local.  Se debe asi mismo perfeccionar el sales tax para hacer mas efectiva su recoleccion prestandole especial atencion a la forma en que las megacorporaciones extranjeras (Walmart, Walgreens, Sears, Kmart, Home Depot, etc. etc.) administran y reportan sus ganancias; para asegurarnos que paguen hasta el ultimo centavo de sales tax que le cobran a los consumidores. Esto tiene que ser una primera prioridad para el gobierno.

Asi mismo tenemos que movernos hacia la imposicion del sales tax a toda compra que se haga por internet, no importa donde se complete la misma.  Es decir que si un residente de Puerto Rico compra un producto por internet a un suplidor  tienda, etc. etc. en Alaska, California, Nueva York, Buenos Aires o Shangai, tengamos los medios para que esa transaccion pague el sales tax y ese sales tax llegue al fisco boricua. Para esto sera necesario hacerle enmiendas a la ley y entrar en una serie de acuerdos.  No va a ser facil lograrlo, pero tenemos que movernos en esa direccion. Cada dia son mas y mas los productos que nuestros consumidores compran en el exterior.  Esto afecta nuestra economia adversamente en dos formas: primero es dinero que sale de nuestra economia local para ir a alimentar la economia local de otro lugar; y para añadirle sal a la herida, nisiquiera cobramos el income tax sobre esa transaccion.  Eso tiene que cambiar. Tenemos que tomar accion efectiva para corregir esa situaicion.

En cuanto a la agricultura, es necesaria retomar la misma como eslabon central de nuestro desarrollo social. Esto debe hacerse siguiendo tres estrategias basicas:
  1. Los incentivos gubernamentales a la agricultura y la educacion alimenticia al pueblo puertorriqueño deben ir dirigidos a cosechar lo que consumimos y comsumir lo que cosechamos. Bye Bye Rice and beans; a menos que, podamos producirlo localmente. Mas viandas, mas carnes y mas productos agrícolas producidos localmennte, incluyendo la masificacion de la producción de papas que es un producto vital en cualquier mesa puertorriqueña y que es tiempo ya de que la produzcamos localmente.
  2. Sembrar, cosechar, producir y distribuir internacionalmente todo tipo de planta nutritiva-medicinal de alto valor comercial que pueda distribuirse como suplemente alimenticio. Entre ellas podemos mencionar el noni, la chayamansa, la stevia, las plantas medicinales tradicionales y toda nueva planta que surga en el mercado y cuyo valor medicinal-nutritivo sea verificado por estudios competentes verificados por nuestro Departamento de investigacion bioalimentaria. La meta tiene que ser el convertirnos en proveedor internacional de primera linea en este tipo de productos.
  3. Imponerle un impuesto a toda importacion de alimentos que puedan ser producidos localmente y usar ese dinero para insentivar la produccion local.

Wednesday, March 23, 2011

Comisionado Residente: Nombrado por el Gobernador con el Consentimiento de la Legislatura

Como parte del desarrollo soberanista del Estado Libre Asociado propongo que el Comisionado Residente en Washington deje de ser visto como un cuasi-congresista electo por el pueblo y se reconceptualize como un embajador puertorriqueño en Washington nombrado por el Gobernador con el consentimiento de la rama Legislativa, y que todas las agencias y oficinas de Puerto Rico en Washington queden bajo su dirección.

Como embajador de Puerto Rico en Washington la oficina del Comisionado Residente no estará en el Congreso sino en un edificio o complejo de oficinas aparte. Su labor no se limitará a la rama Legislativa sino que tendrá que ver con todos los asuntos del Gobierno de Puerto Rico en Estados Unidos, ante todas las ramas del gobierno. Aun más, estará a cargo de supervisar e implementar las oficinas de enlace entre el Gobierno de Puerto Rico y la diaspora puertorriqueña en los Estados Unidos.

En la papeleta estatal-nacional en Puerto Rico deben estar las candidaturas a Gobernador y Vice-Gobernador. El Vice-Gobernador tendrá funciones similares a las del Secretario de la Gobernación y el Secretario de Estado, combinadas. De el Gobernador dejar su puesto por muerte o alguna otra razón el Vice-Gobernador lo sucederá en el puesto hasta las próximas elecciones.

Wednesday, March 16, 2011

Dos Consultas para Bregar con el Estatus Politico de Puerto Rico

Para encaminar el dilema del estatus político de Puerto Rico apoyo que se celebren dos consultas. La primera consulta debe tener  tres opciones: Estadidad, Libre Asociación e Independencia.  El ganador de esta consulta iría a una segunda consulta en contra del estatus quo; es decir, del Estado Libre Asociado.

La primera consulta nos dará una indicación clara del apoyo real que tienen la Independencia y la Libre Asociación en Puerto Rico. La segunda consulta será entre las dos opciones principales que, dentro de la realidad actual de Puerto Rico, serán la Estadidad Federada y el Estado Libre Asociado.

Si ganase la estadidad no cabe duda que Puerto Rico quedaría encaminado hacía la Estadidad Federada como nuestro próximo estatus político. Una victoria de la Estadidad Federada en ambas consultas iniciaría una reacción en cadena donde los grandes intereses latinos en Estados Unidos y la izquierda liberal, incluyendo al poderosisimo bloque judio,  lanzarían todo su apoyo en favor de la Estadidad para Puerto Rico.  Toda oposición a la incorporación de Puerto Rico como estado federado sería vista y condenada como racista, xenofóbica, políticamente incorrecta.

Esta reacción en cadena causaría que en 5 años o menos Puerto Rico se convertiría en el estado 51 de la Unión. Esto no significaría, sin embargo, el fin del debate sobre el estatus político de Puerto Rico. De ocurrir esta transición, las fuerzas nacionalistas-soberanistas se reagruparian bajo un nuevo liderato y comenzarian a luchar por el reconocimiento de la Nación puertorriqueña y su correspondiente soberanía nacional. 

Esta lucha tendría dos objetivos paralelos y complementarios. Por un lado lulcharemos por la transformación de la Unión en una Federación Voluntaria de Estados-Naciones Soberanos; bajo cuyo esquema la Nación Puertorriqueña tendría el reconocimiento y la soberanía nacional que buscamos.  Por otro lado lucharemos por la secesión del Estado de Puerto Rico. Reclamando y propiciando las condiciones que lleven a nuestra salida de la Unión. Desde un principio estableceremos que el motto de Puerto Rico mientras sea un Estado Federal, será: Puerto Rico, The Secesionist State, Puerto Rico el estado secesionista.

Es el deber de todo el liderato soberanista-nacionalista establecer y dejar meridianamente claro nuestra determinación de continuar nuestra lucha dentro de lo que seria la Estadidad Federada. Debemos dejar claro que para nosotros la Estadidad Federada no es un estatus descolonizador; por el contrario, es la colonia en su máxima expresión. Puerto Rico es una Nación, y una nación es un ente sociológico que surge a través de un largo proceso histórico y que no deja de ser por un simple cambio de estatus político.

Al igual que el régimen colonial actual ha acosado en parte nuestra nacionalidad, la estatidad federada continuara acosándola, pero en un grado mucho mayor, con la ventaja, para nosotros, que bajo ese nuevo estatus, no estará el estatus intermedio del ELA nublando  el ambiente y el entendimiento del pueblo. Tampoco existirá la imagen idealizada de la estadidad sino que la estadidad se convertirá en el estatus quo de entonces, y las únicas alternativas a ese estatus quo serán las ya mencionadas:
  1. luchar por la transformación radical de la Unión Estadounidense, del Estado Quasi-Unitario que es hoy, a una verdadera Federación Voluntaria de Estados Naciones Soberanos; y
  2. luchar por la plena Independencia política de Puerto Rico, convirtiendo a Puerto Rico en el estado secesionista por excelencia, líder, ejemplo y motivación de todos los estados que eventualmente habrán de seguir nuestro ejemplo.
En la medida que los Estados Unidos vayan dejando de ser la primera potencia mundial y su capacidad para explotar la mano de obra y los recursos de otros países quede limitada, en esa misma medida la influencia de Estados Unidos en el mundo y su riqueza ira disminuyendo.  De Puerto Rico convertirse en el estado 51, a medida que la influencia, la riqueza y la gloria del Tío Sam disminuye, así mismo ira creciendo la insatisfacción de los puertorriqueños con el régimen federal, y mayor será el crecimiento de las fuerzas soberanistas-nacionalistas en el país.

La Estadidad Federada, por tanto, no representa el fin del conflicto actual.  Representa, por el contrario, la radicalización de dicho conflícto. Con la desaparición del ELA,  la  Estadidad Federada se convertirá en el  estatus quo que será blanco de todas las quejas y los ataques de todo el pueblo.

Esto es necesario hacérselo saber a todo el pueblo puertorriqueño y al pueblo y al liderato político y social estadounidense. Una vez se hayan celebrado los dos plebiscitos,  si la estadidad saliera ganadora, será muy tarde para corregir el error.  La vorágine de la presión ejercida por la comunidad hispana y la izquierda liberal estadounidense será demasiado grande. Todo el que se oponga entonces a la incorporación de Puerto Rico como Estado Federal será condenado y excomulgado como un xenofóbico irresponsable. La aprobación de la Estadidad para Puerto Rico,  no tomaría entonces  más de cinco años, quizás menos de uno.

Por tanto, todo aquel que quiera detener el desastre que incorporar a Puerto Rico como estado federado representa para la Unión y para Puerto Rico debe actuar lo más pronto posible.  Durante el primer plebiscito el liderato nacional-soberanista, tanto los de la Independencia como los de la Libre Asociación, deben hacer claro que la estadidad no es una opción descolonizadora, sino la colonia en su máxima expresión.  Toda aquella persona en Estados Unidos que crea que incorporar a Puerto Rico como estado federal es una mala idea, deben venir a Puerto Rico a explicarles sus razones al pueblo de Puerto Rico y exhortarles a que no apoyen dicho estatus político.

Si no lo hacen en este momento, más tarde pudiera ser demasiado tarde.

De ganar la Estadidad Federada el primer plebiscito o consulta, la segunda consulta sería entre el Estatus Quo presente; es decir, el ELA y la Estadidad Federada. El ELA es un estatus colonial, pero, desde el punto de vista nacionalista-soberanista, la estadidad federada no es una opción descolonizadora, sino que es la colonia en su máxima expresión. Es decir que para los que somos nacionalista y soberanistas, la  segunda consulta sería entre dos opciones coloniales, y de entre esas dos opciones la menos mala es el estatus actual.

Por tanto, todo aquel que hubiese votado por la libre asociación o la independencia en la primera consulta deberá darle su voto al ELA en la segunda consulta, para evitar el mal mucho peor de la Estadidad Federada. Una derrota contundente de la estadidad federada en la segunda consulta, unida a una fuerte demonstración de la libre asociación y la independencia en la primera consulta, abriría las puertas para un desarrollo soberanista del ELA que eventualmente debiera culminar en la plena soberanía nacional del pueblo puertorriqueño; es decir, en la Independencia.

Por el contrario una victoria de la Estadidad Federada en ambas consultas nos pondrá en camino a la Estadidad en un plazo relativamente corto que pudiera ser tan corto como un solo año. La llegada de la Estadidad Federada no significará el fin de la lucha nacionalista-soberanista pero si traerá una radicalización de la misma. Bajo dicho estatus perderíamos el reconocimiento que hoy se le da en muchos foros a nuestra identidad y carácter nacional, a nuestra existencia como país por derecho propio. Más aun perderíamos el derecho legal  a solicitar y obtener nuestra plena soberanía nacional mediante los procesos normales de la democracia.  Nuestra lucha y nuestra determinación no terminará, pero el camino será muchísimo más duro.

Aun así, nuestro compromiso es continuar la lucha hasta que nuestro país sea reconocido como nación y se nos reconozca nuestra plena soberanía nacional.  Esa lucha continuará no importa cual sea el estatus político colonial, ELA o Estadidad Federada, que sufra la patria. Lucharemos hasta alcanzar la meta soñada,  cueste lo que cueste y gustele a quien no le guste.

Monday, March 14, 2011

Llamado al Pueblo Cristiano Fundamentalista en Puerto Rico

La Perfecta Voluntad de Dios para Puerto Rico es que el pueblo puertorriqueño reafirme y desarrolle su Identidad Nacional progresivamente, y ejerza en forma creciente su soberanía nacional hasta llegar al pleno ejercicio de la misma; es decir, a la Independencia política. Puerto Rico tiene un rol profético que cumplir y para hacerlo necesita y necesitará ser libre y soberano. Por tanto, todo el que se opone a la soberanía nacional puertorriqueña se está oponiendo a la voluntad divina.

Hasta principios del año 2011 el pueblo cristiano fundamentalista se había caracterizado por su apoyo al Partido Nuevo Progresista y a la integración política de Puerto Rico a la Unión Estadounidense mediante el estatus de Estadidad Federada. Esta actitud está en completa oposición a la voluntad divina. Por este medio, y comenzando en marzo del 2011, se le hace un llamado al pueblo cristiano fundamentalista a que cambien su actitud, se arrepientan del enorme pecado de oponerse a la perfecta voluntad divina, retiren su apoyo a la integración política de Puerto Rico a la Unión Estadounidense, y comiencen a apoyar el pleno desarrollo soberanista de Puerto Rico.

En el pasado este gran pecado de oponerse a la voluntad divina fue cometido por ignorancia, y como tal fue tolerado. Pero de ahora en adelante, todo aquel que habiendo sido informado de cual es la verdadera voluntad divina, siga actuando en rebeldia contra la misma, se arriesga a contristar el Espíritu Santo con el cual ha sido sellado para salvación, exponiéndose así a todo tipo de tentación, enfermedad, y ataque del adversario espiritual de la Iglesia; mejor conocido como el diablo y satanás.

Exhorto pues a los cristianos fundamentalistas, a que presten atención a la voz del Espíritu Santo, quien les confirmará este mensaje en forma personal y directa. Y habiendo recibido esta confirmación, les pido que se conviertan en fieles defensores y promotores de la identidad nacional puertorriqueña y del creciente ejercicio de la correspondiente soberanía nacional; que habrá de culminar, eventualmente en la plena independencia política de Puerto Rico.

Esta es la voluntad divina. Para confirmar la veracidad de este mensaje, les exhorto a que se retiren en ayuno y oración; entren en lo que el hermano Yiye Ávila ha llamado el ayuno del Señor; es decir, en un ayuno sin tiempo límite donde el Espíritu Santo es quien determinará la duración del mismo, como y cuando habrá de terminar. Y estando en este ayuno busquen la presencia de Dios, abran sus ojos y oidos espirituales, y esperen su respuesta. Él les contestará y confirmará lo aquí expuesto.

Dios los Bendiga, los Ilumine y los Guié.

Respetuosamente,

Ezequiel González

Saturday, March 5, 2011

Puerto Ricans Right to Renounce US Citizenship


In 1917 and against the will of the Puerto Rican people (as clearly seen from both the Congressional Record and the Puerto Rican press of that time) US Citizenship was imposed upon the Puerto Rican people. Those who did not want it had to go thru an almost impossible to fulfill process and deal with the rejection that the colonial system would imposed upon them.

Presently, there is another group of Puerto Ricans, myself included, that wants to renounced US Citizenship but are not allowed to do so. This became crystal clear in the 90’s when Puerto Rican Patriot Juan Mari-Bras renounced US Citizenship.  He traveled to Venezuela (in the prior to Chavez era) renounced US Citizenship at the US Embasy  there, and then came back to Puerto Rico. Initially the US State Department accepted his renunciation but then reverse it. Since then the official policy of the US Government has been that  in order to renounce US Citizenship a Puerto Rican must  leave not only the United States but also Puerto Rico, our homeland,  move to a third country, and adopt their citizenship.

As Puerto Rican patriots who want to live in our homeland and upheld our own Nationality, that US policy is unacceptable. The US Government should change that policy and establish a process for those Puerto Ricans who want to renounce US Citizenship to be able to do so while living in Puerto Rico.  Obviously by doing so we will renounce certain rights inherent to US Citizenship, like running for public office in the US and voting in US elections.  Others rights inherent to our status as human beings, our natural rights, we will retain. What we will renounce and what rights would be acknowledge to us as Puerto Rican Citizens should be clearly stated.

Specifically, we should be entitled to live in our homeland, Puerto Rico, vote in Puerto Rico elections, and even run for public office in Puerto Rico. We would be renouncing US, Federal, Citizenship, not our own,natural, Puerto Rican Citizenship, which, in essence, is similar to the State Citizenship enjoyed by US naturals prior to the creation, after the Secessionist, “Civil” War, of the Federally sponsored citizenship now in existence.

The imposition of US citizenship upon Puerto Ricans in 1917 must be seen as a gross violation of our natural National Rights as Puerto Ricans. No one while living in his motherland should be force to accept a Citizenship other than his own natural citizenship. Since early in the 19th Century we have had a National Identity of our own. Nationality is primarily a sociological term. Some nations are sovereign, others are not... yet. Eventually it is our hope and goal that all nations will be sovereign and free, just like every individual human being should be sovereign and free, the master of his or her own destiny.

A nation is a sociological, living entity, compose of a group of people with a collective consciousness and a common  sense of origin, present reality, purpose and destiny. A nation as an  entity might be free and sovereign or, because of the intricacies of geopolitical games, may be subordinated to another nation or political entity.  But once a people acquire their own national sentient existence, they acquire with it the right and the obligation to become a Sovereign  nation, called to play and fulfilled its own role in world affairs.  Once the sociological entity of a Nation comes into being, with or without political sovereignty, its members acquire some natural national rights, which are different  from the Natural Individual Rights that Individuals, as humans beings,  are also entitled to.

In this context, when the US, in a military action, took over Puerto Rico in 1898, turned our homeland into a US Colony and then imposed, in 1917, US Citizenship upon us,  the United States violated our National Rights as members of the Nation of Puerto Rico.  Even worse, to deny us even  now, a hundred years latter, the right to renounce US Citizenship while living in our own homeland of Puerto Rico is an even greater violation of our National and  individual human rights.

To correct that wrong, the US Congress should approved  legislation that will recognize our right  as Puerto Ricans living in Puerto Rico to renounce US Citizenship, and embrace our own Puerto Rican citizenship in accordance with our own Puerto Rican national Identity. I was born in Puerto Rico as a US Citizen. I hope to die, no matter where, as a Puerto Rican Citizen.

Don't get me wrong. I love the United States. The United States is my second home, but my homeland is Puerto Rico. In Spanish it sounds better, "Estados Unidos es mi segunda patria, Puerto Rico es la primera".

I do love the Union, but my Nation is Puerto Rico and my nationality is Puerto Rican.  To put one nation inside another nation is to endanger the peace, stability and the very existence of both nations.  If Puerto Rico were ever to become a federal State, the Puerto Rico nationalistic, pro-independence movement will turn into a Secessionist Movement and Puerto Rico's motto would become: Puerto Rico, the Secessionist State. And believe you me, we will not stop till the new Federal State of Puerto Rico becomes a Sovereign and Independent Nation. And if the Union get sick and dies in the process, such is life,  we will be deeply sorry for that.

Trying to assimilate Puerto Rico is akin to swallowing a big, pointed, razor sharp diamond.  Once inside, It may take a while for us to come out, but eventually, we will, and the rain will wash any bull and blood away from us. But whoever tries to swallow us will be shitting blood a long, long time to come; and if an infection kills him, don't blame us for it.

But to make the record clear, I am not talking about violent resistance from the belly of the beast, guerrilla warfare or terrorism. Although, a pacifist myself, I cannot deny others the natural, national right to struggle for national sovereignty by any and all means necessary: I can only ask them to do it in a conscious, moral and responsible way. But in my own personal case, I do not practice or promote violent actions against anyone, including the United States, its Government, Institutions or people. Neither against any other nation or people.

So when I say that the, hopefully never to be, State of Puerto Rico will eventually become a Sovereign and Independent Nation, I am not relying on a violent struggle, but on the resilience of our national Identity whose roots go deep and far; thru Spain to the Holy Land; for, spiritually speaking, we, Puerto Ricans, act as inheritors of the prophetic identity and mission of the Israel of old.

We have incarnated that spirit, and  act as that other people, that other nation, that would arise in the latter days, to bring the direct descendants of Israel to shame: For we, as a natural inclination of the heart, are committed to do what they, as a natural reaction to the blessing Ye-ho-vah God had given them, were supposed to do: Passing on to mankind the divine vision of a  universal brotherhood of natural nations living in harmony with God and cosmos. That agenda we will push forward, no political bull, or religious blinders allowed here. Gustele a quien no le guste.

Because of these deep seated roots, present prophetic role, and its future implications, neither the US, nor any other World Power that were to come (European Union, China, Latin American Union or Aliens from inner or outer space, if you will) will be able to assimilate, diffuse or silence us.  

We will continue to preach and stand tall for a unique and  different world-view, based upon natural nations living in natural freedom and harmony with God and Cosmos, and will infest you with it: each and every region of your country; each and every state and territory of your Union; each and every Citizen of your Empire; till either, your Union is transform according to these principles, or it burst apart, giving us the National Freedom we need to keep doing what we are meant to do.

Once again, don't get me wrong, the Puerto Rican Nation, as a Sovereign and Independent Nation State, will undoubtedly be a close friend of the US; as close as our collective nature and your national policies allow us to be. Your Union and  our nation would play two different but complementary roles in the world. But in order to fulfill those roles effectively we both need to be Sovereign and free. Understand that, please, and let us move forward for the common good.  

The US is our second home: Nuestra segunda Patria. But the priorities must be set straight, Puerto Rico is the FIRST. As a subordinated colony, unincorporated territory, incorporated territory, or Federal State, Puerto Rico will continue to be a Nation within your Nation. One that will never die or fade away, till it fulfills its intended purpose.

Presently, and depending on how our Puerto Rican Nationality is defined and how strong is the commitment each individual feels toward our collective identity, there are two to four millions Puerto Ricans in the US mainland. The US and Puerto Rico are interwoven, interconnected, and will remain to be so for a long time to come, no matter how just or unjust the political and economic interconnection between us might be.  To imposed unilateral Independence upon Puerto Rico under degrading conditions will certainly hurt Puerto Rico directly, but in return, it will hurt the United States as well.

So the solution to  the present situation is not a sudden  unilateral declaration of Independence for Puerto Rico by the US Congress. The sensible thing to do is to created the legal framework and National Policy that will allow and incentivize Puerto Rico to grow toward Sovereignty, and Independence.

Instead of sending us more and more, morally degrading, welfare funds, grant us increasing National Sovereignty; one step at a time and in harmony with the US national interest, if you will. Colonialism is a contagious and degrading emotional, spiritual and mental disease.  After 500 years, we, Puerto Ricans, are sick and tired of it.  But it  will take some time, measured in years, to overcome it completely.  In the 1890s we were well  on our way to eradicate colonialism from  our land. One step at a time the Spanish kingdom had come to accept our national existence and unique collective character. In the last phase of their Imperial era, we were gaining more and more autonomy and national recognition; the legal process was well in its was for us to grow in autonomy toward eventual Independence. The night of colonialism was coming to an end... but...

But then you came, uninvited, and, as part of your Imperialistic expansion of the 1890s, reduce us, once again, to the degrading status of a mere military possesion, as if we, one million people then, over six millions now, were not humans, just land and things.  Once again our struggle against imperialism started. Against a new Metropolis, that spoke another language and had another worldview. Over a hundred years latter and despite a zillion broken promises, you have kept us, as if we were things, under the plenary powers of Congress, under the humiliation of the territorial clause of your federal constitution. Your imperial expansion of the 19th Century and your imperial policies toward us,  ever since, has contributed  deeply to the encroachment of that horrible colonial complex in our hearts and minds. We shall overcome it. With or without your help, but, you as the Imperial power that frustrated our previous efforts and prolonged our colonial dilemma, you should work with us  to do it. In good faith, lets us become partners to eradicate both, imperialism and colonialism from  among us.

Once again, to impose full, sudden, independence upon a people with a colonized mentality will do more harm than good, and if Puerto Rico gets hurt, you, the US, will feel the pain as well. So the process of decolonizing Puerto Rico should be a careful  process. One step at a time.  It will take its  time, but there are some things we should start right now:

1. The US should progressively reduce US welfare funds transferred to Puerto Rico while increasing Puerto Rico's national sovereignty (one step at a time and in harmony with US National Interest, if you will) so that we can design and implement our own solutions to our own problems. We need sovereignty over increasing areas of our national live to do so. Believe you me, and I know that is hard  for your World-Power/Imperial mentality to accept, but our own solutions will be better for us than anything you may send us, pre-design and tested by your experts in Washington.

2. Reduce the presence in the Island of the FBI, the Federal Courts and other Federal Agencies; for they are presently infested by the local, fascist, colonial clique, we call them Guaynabitos; people with a deep colonized mentality that deny what they obviously are, Puerto Ricans;  who, while wanting to look and act like Conservative White Anglo-Saxon American Protestant Patriots, in reality sound and look like a funny, cheap and degrading representation of what a slave thinks his master  should look like. Reduce your presence here. Stop feeding the Gaynabitos irrational clique,  and we, the Puerto Rican people, will find our own  way, guided by our own higher goals and transcendental values. We respect yours, but we have our own and want to build upon them our own future.

3. Call, if you will,  for a "Statehood Yes or No" plebiscite in Puerto Rico, but with one important safeguard: It should not be the local, colonized, pro-statehood Guaynabitos, the ones who should tell Puerto Ricans what statehood is. With or without a status plebiscite,  It should be you, US people, Congressmen, ideologist, political activists, et al, the ones who should come down to Puerto Rico to interact with our people, presenting your vision and your understanding of what Federal Statehood is and how Puerto Rico will have to change to be accepted as a Federal State. Be honest with us and we will be honest with you, hard honesty is much better than politically correct lies.

You should inform yourselves about us. Is about time. You should learn about our history, culture and National Identity and them come down here, to Puerto Rico, to interact with us. Not as politicians seeking votes or funds for their campaigns, we have had  plenty of those, but as Americans concerned with the Union's present and future health. Come down here as you truly are so that we may  know you and you may know us as we both truly are.  Let that encounter and  interaction take place, we both will learn and grow a lot from it.

Tuesday, March 1, 2011

Drogas, Planillas e Identidades Sexuales

Todos debiéramos estar de acuerdo con que toda persona que aspira a un cargo público debe ser sometida a las pruebas de detección de drogas más estrictas que existan.  De igual forma, estas personas deben de hacer públicas sus finanzas, incluyendo sus planillas y todos los anejos correspondientes, al igual que un resumen de su historial médico-psicológico.

La realidad financiera, médica y psicológica de los oficiales públicos y los que aspiran a serlo es ASUNTO PUBLICO. Nosotros, el pueblo, tenemos la obligación de evaluar dichos oficiales y candidatos para poder así escoger mediante el voto a los que consideremos mejores  preparados para los puestos electivos disponibles.  Entre más información tengamos sobre los candidatos, mejor preparados estaremos para hacer esa evaluación y ejercer  responsablemente nuestro derecho al voto. En la medida en que se nos niegue información imprescindible para evaluar las promesas, la personalidad, el carácter y la identidad de los candidatos, en esa misma medida se nos coarta nuestro derecho al voto...

Hasta aquí todos debiéramos estar de acuerdo, pero vayamos ahora un poco más lejos...

Hablemos de la identidad sexual.  Por identidad sexual entendemos la imagen sexual que la persona tiene de sí misma; que y quien lo excita, de quien se enamora, como se relaciona sexualmente con los demás. Esta identidad sexual es uno de los elementos fundamentales que determinan el carácter, las preferencias, la imagen propia, la forma de ver el mundo, la forma de interaccionar con el mundo y como el individuo valora y trata a los demás, entre otras cosas. Yo diría que la identidad sexual determina más el 50 por ciento del carácter, de la personalidad, de la identidad del individuo, pero más allá del por ciento que pueda representar, conocer su Identidad Sexual es imprescindible para entender al individuo.

Como electores debemos evaluar al candidato no solo en cuanto a su propuesta o plan de gobierno, sino también en cuanto a su carácter, a la esencia de lo que él es.  Por tanto,  Considero que como electores tenemos el DERECHO a saber la identidad sexual de los candidatos a puestos públicos. Mantenernos a ciegas sobre un elemento tan fundamental en la formación de la Identidad del candidato, es mantenernos a ciegas sobre lo que el candidato es, de como él se ve a sí mismo y como él se relaciona con y valora a los demás. Es, en otras palabras, mantenernos a ciegas sobre la verdad existencial del candidato.

Siempre se ha rumorado que algunos candidatos a puestos electivos y oficiales electos, alcaldes y legisladores, son homosexuales secretos. Si es así, el pueblo tiene derecho a saberlo, para incluir ese dato en nuestra evaluación de esos candidatos.  Más aun, siendo la identidad sexual un aspecto fundamental en la identidad o esencia de lo que uno es, el mero hecho de que una persona se niegue a aceptar, presentar y defender públicamente su identidad sexual, refleja que esa persona tiene un GRAVE problema de formación psicológica y esa malformación por si misma debiera descalificarlo para aspirar a un cargo público.

Para aclarar mi punto de vista: hace unos años un joven activista homosexual trató de aspirar a un puesto electivo y le cerraron las puertas.  En mi opinión ese joven era y sigue siendo un buen candidato, y de haber estado en la papeleta, le hubiese dado mi voto. No soy homosexual, (soy heterosexual por nacimiento y asexual por selección  y estílo de vida) pero creo que una persona que viene de frente, diciendo este soy yo y esta es mi realidad merece nuestro respeto. El hecho de que haya sabido luchar consistentemente por los derechos de sus pares, nos lo presenta como una persona que, de llegar a la legislatura, tendría la sensibilidad para ser justo, legislar y velar por los derechos humanos de todos los ciudadanos. Algo que nuestra legislatura urgentemente necesita.

En este caso específico el hecho de que se conozca la identidad sexual de este joven, lejos de descualificarlo, le sirve, a mis ojos, de creedencial y razón primaria para darle mi voto.  Personas que representen dignamente a su comunidad hacen falta en la legislatura. Más aun, personas con su sensibilidad social, producto de su ardua lucha en defensa de los derechos civiles de sus pares, hacen falta para elevar nuestra conciencia colectiva sobre la necesidad de defender y proteger los derechos civiles de todos los grupos que componen nuestra sociedad.

Por el contrario, aquellos que siendo homosexuales han ocultado su homosexualidad desarrollan, por uso y costumbre, una tendencia hacia la falsedad, convirtiendose eventualmente en personas a las cuales la verdad les ofende y sienten una necesidad intrínseca de premiar la mentira.  Personas así no deben estar en la legislatura. Estando allí, lo que era un defecto privado se convertiría en un mal ejemplo y un peor patrón público. 

Es por esto que considero que debe ser requisito que todo candidato a puesto electivo defina y afirme su identidad sexual. Así nosotros, el pueblo, podremos evaluar su carácter en forma apropiada.  Y si más tarde se demuestra que mintió al hacer esa afirmación, pues entonces que salga del servicio público, no por tener x o y identidad sexual, sino por embustero, y mentiroso.  Si mintió en algo tan fundamental en su vida, si oculto algo tan fundamental en su ser, no  está capacitado para ocupar ningún puesto electivo.

Una persona que, habiendo llegado a la edad adulta, no conozca ni se atreva a  afirmar dignamente su identidad sexual es una persona con un grave problema psicológico. Bajo esa condición no está capacitado para ejercer ningún cargo público. Lo que necesita es unos meses (y en casos extremos unos años) de consejeria psicológica para que se encuentre y acepte a sí mismo; y aprenda a convivir con personas de distintas identidades nacionales, ideológicas, religiosas y sexuales, en base al respeto y la solidaridad.

Nuestro reclamo como electores llamados a escoger a nuestros gobernantes es que todo el que aspira a un cargo público se haga las pruebas de drogas, salga del closet y afirme su identidad sexual, religiosa, ideológica y nacional; en otras palabras, que nos diga claramente quien es, que cree, que piensa y que piensa hacer de llegar al poder. Y así nosotros, los electores, estaremos mejor preparados para escoger a los mejores candidatos de entre todos los que quieran aspirar, para formar el mejor gobierno que podamos formar.