viernes, 8 de agosto de 2014

Hablando de Pablo y de los Apostoles y Profetas que Hoy lo Imitan: Tantas cosas buenas que hizo Saulo y estos solo copian sus errores

Los teologos y ministros cristianos que defienden la sana doctrina se complican la vida para mantener el status quo y evadir los errores historicos de la Iglesia Cristiana.  En cuanto a Pablo y a los muchos autoproclamados apostoles que hoy dia proliferan por ahi: Simple y llanamente para ser APOSTOL, en el sentido de ser uno de los doce y/o tener la autoridad maxima que Jesus le concedio a esos doce,  para eso era y sigue siendo requisito haber compartido con Jesus durante su ministerio en la tierra, haber sido discipulo de Jesus, y testigo  de su muerte, resurrecion y ascencion. Pablo no cumplia  con ninguno de estos requisitos. Por tanto Pablo no era un apostol en el sentido de ser uno de los Doce o tener autoridad equivalente a la de ellos.  Tampoco lo son los autoproclamados Apostoles de hoy dia. Tan sencillo y transformador como todo eso.

Pablo fue un cristiano que fue llamado por Dios al ministerio misionero. La palabra apostol tenia un sentido y uso especial y especifico en el caso de los Doce Apostoles, y un sentido y uso generico en el caso de los creyentes que eran enviados al campo misionero como representantes autorizados de la Iglesia para predicar, abrir iglesias y pastorearlas hasta el punto que pudieran valerse por si mismas dentro del cuerpo de Cristo. De estos apostoles-misioneros comisionados por la Iglesia, de esos habian muchos, Pablo fue uno de ellos.

La diferencia con Pablo es que el se envanecio hasta llegar a reclamar e insinuar astutamente que el, Pablo, era mas grande que los Doce Apostoles juntos, y que habia sido escogido por Dios aun antes de su nacimiento, para revelarle al mundo una verdad, un entendimiento de Dios inclusive mayor que el que Jesus mismo habia enseñado durante su ministerio terrenal. Pablo insinuaba que Jesus habia predicado bajo el manto y las limitaciones de la Ley, pero que habiendo sido removido ese manto entonces Dios le uso a el, Pablo, para revelar una verdad mucho mas profunda y gloriosa. Con esto Pablo llego a insinuar que el estaba al mismo nivel que  Jesus, e inclusive on poquito mas alto que el maestro de Galilea.

La caracteristica central de Pablo fue que durante la mayor parte de su vida se nego rotundamente a someterse a la autoridad de los Doce. Jesucristo se lo advirtio desde un principio, que dejase de dar coces contra el aguijon; es decir, que dejase de oponerse a la autoridad de los Doce Apostoles y la Iglesia por ellos dirigida. Por insistir en su rebeldia contra la autoridad apostolica fue que Pablo tuvo tanto sufrimiento y pesares en su vida.

Siendo esto asi, cabe preguntarnos porque Dios permitio que los escritos de Pablo quedasen incluidos en el Canoon de la Biblia. Resulta que en la Iglesia Apostolica habian tres grupos o sectores ideologicos claramente definidos. Por un lado estaban los judaizantes que alegaban que el Torah de Moises seguia siendo la Ley Suprema y que la vida y obra de Jesus y su mensaje habia que interpretarlo a la luz del Torah, y lo que no se pudiese reconciliar con el Torah, habia que descartarlo. Por otro lado estaba el sector liberal, identificado con las ideas de la teologia judia progresista, que queria romper absoutamente con el Torah de Moises. Pablo fue el mas grande representante de este sector.

En medio de estos dos sectores pero elevado por encima de ellos estaba la Iglesia de los Apostoles que habian sido educados en el mensaje trascendental de Jesus basado en la supremacia del amor de Dios por sobre la Ley de Moises. Dios ama a todos por igual e infinitamente y esta dispuesto ha hacer hasta el sacrificio mas grande por amor a cada uno de ellos. Asi mismo tenemos que amar nosotros a TODOS, aun a nuestros enemigos.  Es desde este punto de vista que se TIENE que interpretar la ley y los profetas. El otro punto central del mensaje de los doce era la divinidad de Jesus que lo ponia como la autoridad maxima, por encima de la Ley y los profetas. Por tanto en vez de estudiar la vida de Jesus a la luz de la Ley, lo que procede es estudiar y evaluar la ley y los profetas a la luz de las enseñanzas de Jesus.

Dios permitio que los tres puntos de vista (Judainzantes , Discipulos directos de Jesus, y Progresistas, al estilo de Pablo y su maestro judio, Gamaliel) quedasen incluidos en el cannon de la Biblia para que asi, tanto los de un extremo como los del otro pudiesen hacercarse a la Iglesia y que una vez alli quedasen expuestos al mensaje central y superior de la Divinidad de Jesus y  la Supremacia del Amor de Dios proyectado por Dios a nosotros y fluyendo a traves de nosotros a todos, creyentos y no creyentes.  De esta forma el mensaje central de Jesus siempre ha estado presente en la Iglesia, aun cuando unos u otros se apeguen  a uno u otro extremo teologico.

Ahora bien, si Dios fuese a esperar que fuesemos perfectos en entendimiento y conocimiento de la verdad para usarnos... todavia estaria esperando. Dios nos usa tal y como somos, siempre y cuando aceptemos el amor de Dios manifestado en Jesus y estemos dispuestos a que ese mismo amor fluya por nosotros hacia los demas.  Obviamente que permitir que ese amor fluya por nosotros nos conducira a querer aprender mas de Dios y a servir mas y mejor a los demas, estableciendo asi, un proceso continuo de crecimiento y perfeccionamiento en la fe.

Pero, como dije anteriormente, si Dios fuese a esperar que llegasemos a la perfeccion para usarnos, todavia estaria esperando. Pablo no fue perfecto. Su arrogancia teologica y su resistencia a someterse a la autoridad apostolica de los Doce, ese fue su gran error, su gran debilidad. Si cualquiera de nosotros hubiese estado en una posicion de autoridad en el cielo, quiza hubiesemos enviado un rayo para que lo rostizara en medio de una de sus alocuciones egocentradas. 

Gracias a Dios que no teniamos ni tenemos la autoridad para tomar esas decisiones. Nosotros conocemos en parte, Dios conoce hasta lo mas profundo de nuestro ser. Pablo tenia su lado flojo, pero a pesar de eso, y de haberse negado a  recibir de los Apostoles el mensaje y la instruccion precisa sobre como aplicar la doctrina del amor de Dios fluyendo a traves de nostros, a todos los aspectos de nuestro diario vivir. A pesar de todo esto Dios mismo llamo a Pablo y en su dia lo envio al campo misionero.  Lo mismo Dios ha hecho con millones de creyentes a traves de los siglos, que a pesar de sus defectos y limitaciones los ha llamado a servirle.

Pablo escribio muchas cartas donde revela su corazon, sus razonamientos y desvarios teologicos, sus conflictos emocionales, sus multiples defectos, pero tambien el gran amor que tenia por las almas y por la obra misionera. Esas cartas no son palabra de Dios, sino un retrato vivo de la forma de pensar de un ser humano que con virtudes y defectos fue llamado por Dios al ministero. Si las tomamos asi, son fuente de ejemplo, advertencia e inspiracion para toda la Iglesia.

El grave error de la Iglesia no esta pues en que los escritos de Pablo hayan sido incluidos en el cannon biblico, sino en que nos hemos empeñado en tomar las cartas de Pablo como palabra directa de Dios, y las hemos constituido en el fundamento mismo de la Iglesia. Ese es el gran error. El fundamento tiene que ser la doctrina de los Doce apostoles tal y como Jesus se la enseño y eventualmente fue  recopilada en los evangelios. Es en base a esos evangelios que tenemos que fundamentar nuestra fe, nuestra doctrina, nuestra vida misma.

Partiendo entonces de ese fundamento solido que es nuestro Señor Jesus y su doctrina, es que podemos entonces evaluar el mensaje, la vida y las ideas de Pablo, separando el grano de la paja, aprovechando lo bueno y descartando lo malo. Lo mismo con el libro de los Hechos y los demas escritos neotestamentarios. Si asi lo hacemos obtendremos una imagen clara de la dinamica que existia dentro de la Iglesia apostolica, de sus dificultades, conflictos, exitos y fracasos.  Ese conocimiento, esa data, analizada a la luz de la doctrina de Jesus y con la guianza del Espiritu Santo,  nos prepara para enfrentar situaciones similares y evitar los desaciertos que tuvo la Iglesia Apostolica. Para eso es que esos escritos estan ahi, para que aprendamos de los exitos y fracasos de la Iglesia Apostolica. Pero eso solo se puede hacer cuando fundamentamos nuestra doctrina en las enseñanzas directas de Jesus y entonces evaluamos todo lo demas a la luz de esa doctrina.

Pablo en mi humilde opinion teologica ni fue un hijo del Diablo y  apostol satanico, como anuncian algunos musulmanes, judios y cristianos judaizantes; ni fue un apostol en el sentido de ser uno de los Doce o de tener autoridad equivalente a la de ellos, como afirma el cristianismo historico. Pablo fue un misionero llamado por Dios, comisionado por la Iglesia de Antioquia, que por un tiempo se inflo en su orgullo teologico y no quiso someterse a la autoridad apostolica. Aun asi Dios lo llamo, lo capacito, lo envio y lo uso en el campo misionero. Personalmente  creo que con el tiempo Pablo fue suavizando su posicion, y al partir de este mundo lo hizo con tranquilidad, confiado en el amor y la misericordia de Dios para con todos. Espero encontrarlo en el cielo.

Habiendo pues aclarado que Pablo no fue un apostol en el sentido de ser uno de los Doce, queda entonces meridianamente claro que para ser uno de los Doce es necesario haber sido discipulo de Jesus durante su ministerio terrenal y ser testigo con evidencia, es decir con testigos que pudieran confirmar ese hecho, de la muerte,  resurreccion y ascencion de Jesus. Cuando murio Judas, el que vendio a Jesus y luego se suicido, Matias fue escogido por los Once, bajo la guianza del Espritu Santo, para tomar su lugar. Matias fue el ultimo Apostol que se añadio al grupo de los doce.

Asi pues, hoy dia no hay apostoles en el sentido de ser personas que tengan ministerio y autoridad similar a la de los doce. Hay apostoles en el sentido de ser personas llamadas por Dios y comisionadas por la Iglesia para ir al campo misionero, como lo fue Pablo,  a predicar el evangelio y formar Iglesias que una vez hayan madurado tomaran el lugar que les corresponde dentro del cuerpo de Jesus; y el misionero que las fundo,  si quiere seguir siendo misionero, que salga de dichas iglesias y siga adelante en el campo misionero, predicando y formando mas Iglesias para gloria de Dios.

Este apostolado-misionero, es el unico ministero de Apostol que existe en la Iglesia hoy en dia. Este es un ministerio que no tiene autoridad sobre la Iglesia sino que esta subordinado a esta. Aun en las Iglesias fundadas por un misionero, una vez ellas llegan a su mayoria de edad, ellas le habran de responder a las autoridades eclesiasticas de la Iglesia en general, y por supuesto al Espiritu Santo, y no al misionero que las fundo. Claro esta que mientras el testimonio y la fe de dicho misionero este firme, en las Iglesias que el fundo siempre se le tendra un cariño especial, pero esto nunca debe ser entendido como que dicho misionero pueda tener una autoridad eclesiastica especial, como quiso reclamar Pablo sobre las Iglesias que el fundo.  

Ese apostolado humilde, sacrificado, y sin autoridad directa sobre la Iglesia, que hoy conocemos como misioneros, ese es el unico ministerio de Apostol que existe hoy dia, y ese no hay que restaurarlo, pues  ha existido continuamente desde los dias de la Iglesia Apostolica. A Dios sea la gloria por eso.
Publicar un comentario