lunes, 15 de agosto de 2011

Fortuño puede ganar...

Los resultados de la encuesta dada a conocer la semana pasada por WapaTV demuestran que el gobernador Luis Fortuño pudiera ganar las próximas elecciones.  Ciertamente el pueblo está sentido por las medidas de austeridad que tomó su gobierno a principios de este cuatrenio. Pero no hay en el pueblo una clara conciencia ideológica sobre lo erradas que fueron esas medidas.  Tampoco hay una clara conciencia de los eventos que condujeron a la crisis que ha vivido el pais por los últimos cinco, ni de la enorme culpabilidad que recae sobre el liderato PNP por esos eventos.

Por el contrario, la impresión generalizada es que fueron Sila Maria Calderón y Anibal Acevedo Vilá los responsables directos de esa crisis, y a Fortuño le ha tocado la difícil pero honrosa tarea de reconstruir al pais.  Desde esta perspectiva sí hacia el final de este cuatrenio Fortuño logra convencer al pueblo de que la situación económica esta mejorando, creo que la mayoria del pais estaría dispuesto a perdonarle lo de la medicina amarga y darle un segundo termino pa que continue por la senda de la recuperación económica.

La úinica alternativa real a Fortuño y su partido PNP es Alejandro Garcia Padilla y su partido Popular Democrático. El mismo partido de Sila Maria Calderón y Anibal Acevedo Vila.  El PNP ha sido muy efectivo en desprestigiarlos ante el pueblo, y el liderato actual del PPD no acaba de entender que para que otro candidato PPD tenga chance de salir electo, los pasados gobernantes PPD deben reconciliarse en privado y en público; y una agresiva y coordinada campaña de restauración de imagen debe de iniciarse a su favor.

Durante sus mandatos fue que la crisis actual comenzó ha manifestarse. Un analisis superficial tendería a culparlos a ellos por dicha crisis. La raiz de la misma, sin embargo, no surgio en sus días, ni fue alimentada por sus acciones. La semilla y raiz de esa crisis surgio en los dias de la Gobernación de don Luis Antonio Ferre Aguayo. Y no surgio por maldad ni incapacidad administrativa. Surgio porque Ferre, al igual que todo defensor y promotor de la estadidad federada para Puerto Rico no cree ni en existencia, ni en la nececidad, ni en la conveniencia de la identidad nacional puertorriqueña.

Para Ferre, al igual que para Barcelo, Rosello y Fortuño, Puerto Rico no es una nación, ni debe aspirar a serlo.  Todo intento, por tanto, de construir una cultura, economía, sistema político o imagen colectiva de índole nacional debe ser combatido y neutralizado por el gobierno.  En su lugar se debe trabajar para integrarnos al sistema económico, político, cultural y hasta religioso estadounidense.

Todos los gobernantes PNP, pasados, presente y, a menos que el pueblo tome conciencia de esto, futuros, han trabajado con todas sus fuerzas para desarticular el modelo económico, político, religioso y social que los creyentes en la valia de nuestra identidad nacional hemos venido construyendo por cinco siglos. Los Gobernantes PNP han venido, y siempre vendran, a destruir lo que somos, para construir lo que ellos desean que lleguemos a ser.

El modelo de creación de riqueza nacional mediante la industrialización por invitación que implementó el partido Popular no fracasó. Fue un éxito. Desgraciadamente cuando llegó el momento de usar esa riqueza acumulada en las corporaciones públicas, en nuestro sistema de salud nacional, y otras deppendencias del gobierno para fomentar el surgimiento de una clase empresarial comprometida con nuestr desarrollo nacional, allá para finales de la decada del 60, la composición de nuestra clase empresarial fue influenciada por la ola anticomunista pro-americana hasta el servilismo que salio huyendo de Cuba.

Esa ola llevó a Ferre a la gobernación y desde entonces el proyecto de desarticulación nacional, de privatización de la riqueza del pais, y de americanización mediante la dependencia económica ha continuado.  La magnitud de la misma, en cada una de las administraciones PNP ha sido tal que las subsiguientes administraciones PPD apenas han podido remendar lo que otros habian desgarrado.

Peor aun, en su deseo imparable por desnacionalizar al pais y privatizar la riqueza nacional lo más pronto posible los últimos gobernantes PNP han causado burbujas o explosiones de movimiento económico que ha dejado la impresión de que estaban moviendo la economía y beneficiando al pueblo. Una vez acabada la burbuja nos encontramos con que la riqueza pública que paso a manos privadas terminó saliendo del pais sin generar bebeficio alguno a mediano y largo plazo. El resultado neto siempre ha sido un gobierno más pobre y más embrollao.

Con la desgracia causada por la ola de privatizaciones de Roselló tuvieron que lidiar Sila y Anibal. Y con la que está generando Fortuño aun no se sabe quien tendra que lidiar, porque esta encarnación de Millhouse aun no ha terminado, y con los billones que habran de generar la privatización de las autopistas y los aeropuertos bien puede comprar las próximas elecciones.

Son billones que va tener a su dispocisión, y nadie dude que los va a utilizar para crear una burbuja de consumo que dara la impresión momentanea de que gracias a él, el glorioso Luis Fortuño y Burset, hemos llegado a la tierra prometida.

Eso solo lo puede evitar otro colapso de la economía estadounidense que de al traste con todos sus planes, o un verdadero movimiento de unidad nacional en Puerto Rico que presente y apoye entusiastamente a un candidato único a la gobernación, e identifique y condene al partido PNP como la causa original, el implementador y el principal bebeficiario de la privatización, a precios de quemarropa, de la riqueza del pais.

Puerto Rico estó fastidiao con J mayuscula porque el PNP, a traves de su política de desnacionalización nos fastidio. Y si queremos reconstruir al pais lo primero que tenemos que hacer es identificarlo, al PNP, como lo que es: Y nunca más permitirle que llegue al poder. Que se tenga que desarticular y los buenos seres humanos pocos o muchos, que una vez militaron en el mismo funden un nuevo partido que busque alcanzar su ideal político mediante la reafirmación natural de nuestra identidad nacional y el pleno desarrollo de nuestras capacidades como pueblo.

La oposición, comenzando con los ex-gobernadores PPD y centrada en el candidato a la gobernación de dicho partido tiene que unirse. Sila y Anibal tienen que reconciliarse, y Hernandez Colón tiene que regresar a sus raices soberanistas. Que triste es haber empezado su carrera política tan alto para caer tan bajo como ha caido don Rafael Hernandez Colón. 

Pero usted aun esta a tiempo, estimado compueblano. Usted ya tiene lo suficiente para vivir el resto de sus dias sin preocupaciones financieras. Y sus hijos han llegado tan lejos, en la vida pública, como sus caracteres y habilidades le han permitido. Ahora es tiempo de que usted vuelva a pensar en el pais, en la patria: en su legado: en la forma en que usted quiere ser recordado por su pueblo. El gallito que no se juye de los dias gloriosos de su juventud esta muerto y olvidado por su pueblo. Usted lo mato. Pero usted todavia está vivo. Todavia puede resucitarlo. 

No como candidato a nada, ni como el tenebroso y misterioso residente de la calle Sol, número 9,  que se cree con el poder y la potestad de manipular a todos por igual;  sino como una voz sabia y educada por el estudio y la experiencia que apoye el mensaje de los nuevos lideres y el llamado a expulsar de nuestra Fortaleza a los mercaderes de la desnacionalizacion.


En voz de otros ese mensaje pudiera parecer politiquero. En sus labios, especialmente luego de sus desaciertos de años recientes, de su arrepentimient y mea culpa publico, y de su reconciliacion con sus raices, sera un llamado a la reflexion que sera escuchado por miles, millares y quiza millones que como usted habian errado el camino. Así lo ayude Dios.
S
Publicar un comentario